Rajoy dimitirá en las próximas horas ¡Soraya Sáenz de Santamaría, presidenta en funciones hasta el fin de la legislatura!

Efectivamente, es la solución que se plantea el PP, sibilinamente dirigido por la temida Vicepresidenta, al problema de la moción de censura de golpistas y socialistas. No hay moción si no hay Rajoy, que se quedará como diputado raso aforado.

Soraya ha maniobrado perfectamente. De hecho, sus compañeros de partido, todos los barones, le tienen un miedo cerval. Ha filtrado información –lo sabe todo el mundo enterado–, ha sido presidenta de la Generalidad de Cataluña en funciones y no le ha hecho daño a nadie, ha pagado hasta al último medio independentista, se ha encamado con el Conde de Godó y con David Madí, alma mater del independentismo burgués catalán. Dejó escapar a Puigdemont. Está bien vista por los medios.

Si Rajoy dimite como presidente, el resto del Gobierno seguirá en funciones hasta que un nuevo Ejecutivo tomara el testigo tras ser elegido su presidente en el Congreso. Soraya Sáenz de Santamaría, en tanto que única vicepresidenta (y ministra de mayor rango), asumiría las funciones de la presidencia.

La Gurtel no le afecta nada, no era nadie en la época de Rajoy, una triste funcionaria número 1 de su promoción, eso sí. Es parlamentaria desde 2004, cuando el PP perdió el poder. Tiene un apellido campanudo, y muy buenas relaciones con empresarios de los que lo sabe todo, pecadillos y pecados capitales.

Soraya ha conducido al PP y su gobierno al mismo borde del abismo. Sólo le falta un último paso: convencer a Rajoy de que dimita o los socialistas ganarán la moción. Rajoy no puede ni dudar. Mejor que sea su partido el que siga en el Gobierno a que sean los sociatas.

Soraya acumulará la presidencia, el control del CNI que tan buenos resultados le ha dado (es la denunciante de todos las filtraciones, incluida la de Rivera y Arrimadas por fascistas, corruptos y cocainómanos, las de la dimitida Cristina Cifuentes, vídeo del hurto de perfumes incluido, la del marido de Cospedal, etcétera).

Como presidenta en funciones, levantará el 155 porque ya lo tiene pactado con los nacionalistas catalanes para que apoyen la moción contra la opinión de Puigdemont. Y con los vascos, a los que garantiza que no habrá elecciones antes de 2020. Devolverá la “normalidad” a Cataluña.

Pero ¿no se supone que se debe buscar otro candidato para sustituir a Rajoy si éste dimite? Sí, claro, pero eso llevará meses. Le basta con controlar a Felipe VI para que no cometa la imprudencia de escuchar cantos de sirena. Así que el candidato que se proponga dentro de meses será ella misma sí o sí. Si la hacen presidenta, bien; si no, pues no pasa nada, seguirá en funciones.

Los presupuestos los tiene aprobados y preparados para prorrogarse en 2019. Convenció a los vascos para que se aprobaran. Esto le deja dos años para consolidarse como líder del PP, al que va a purgar como Stalin al PCUS.

Soraya no tiene muertos en el armario. Es una hija de puta, sí, pero apalancada tras el poder que da la información absoluta sobre todos los políticos y empresarios. Representa la renovación generacional que toda la derechona ultracatólica desea para seguir en el machito e impedir que vuelvan a mandar los “malvados matacuras” socialistas.

¿Y el IBEX? Feliz como una perdiz enculada por una codorniz.

Es lo que va a pasar, así que iros acostumbrando. La culpa la tiene la ambición de mister Big Sánchez, un tontucio con más polla que cerebro. Y digo la culpa porque no hay presidente del Gobierno peor que la ambiciosa vallisoletana.

Su absoluto control explica por qué todas la campañas de todos los partidos y de todos los medios, desde hace dos años, hayan ido dirigidas contra una sola persona, Rajoy, Rajoy, Rajoy. Y que no se haya escrito nada contra Soraya SdS, por la cuenta que les tiene.

Imaginad el discurso de Rajoy cuando dimita. Copiado del de Suárez ante otro golpe de estado que hubiera barrido a la UCD del poder. Ganó la moción de censura pactando su dimisión inmediata. Mejor dimitir y que fuera su vicepresidente, Leopoldo Calvo Sotelo, el que ocupara la presidencia, en vez de los socialistas. Pero el golpe de entonces no separó porque Tejero siguió adelante sin escuchar a Armada.

Saludos a los trolls. Aquí os esperamos.

ÁCRATAS




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: