LA IDENTIDAD POR TODA POLÍTICA. XVI: Materiales para pensar la nación desde el republicanismo

“La sociedad civil es la res publica. Los hombres que componen la sociedad civil constitu­yen la asamblea soberana. Ellos son la última instancia por encima de todos los magistrados, y, en cierto modo, las tareas de estos no pueden ser nunca soberanas. Aquí se cumple la máxima de todo republicanismo, según la cual el soberano no es magistrado, no tiene poder concreto. De esta manera, ni existe un poder global, ni la magistratura puede confundirse con la soberanía. La asamblea soberana, la res publica, es la propia sociedad civil. De aquí se derivan varias cosas decisivas: que la res publica tiene las bases morales y éticas que le presta su base existencial, esto es, la sociedad civil; y que, en tanto sucede tal cosa, la res publica posee una base existencial abierta, pues, como vimos antes, la sociedad civil no constituye una comunidad cerrada. Toda res publica digna de tal nombre, en la medida en que quiera ser igual a la sociedad civil, ha de mostrar de manera clara el proceso por el cual puede conceder derechos políticos a los nuevos socios. Si no alienta este proceso de incorporación, la res publica atenta contra sus propias bases morales y éticas. Desde este punto de vista, conviene añadir que el modelo más directamente hostil al que definimos es el comunitarismo político. Pues este modelo dice que sólo una parte de los componentes de la societas civilis deben integrar la res publica. Da igual cómo venga caracterizada esa parte comunitaria: por hablar una lengua, por tener una religión, por pertenecer a una etnia o por ser los primeros ocupantes de una tierra. Da igual así que la comunidad sea religiosa o nacional. El caso es que la identidad existencial entre los compo­nentes de la societas civilis y los de la res publica no se da.”

Este fragmento, perteneciente al artículo de José Luis Villacañas Berlanga “Societas civilis sive res publica: una aproximación normativa”, fácilmente descargable en su totalidad en el portal virtual Saavedra Fajardo de la Universidad de Murcia, y que recomiendo vivamente, nos ilustra sobre un aspecto crucial de nuestra convivencia política respecto del tan manoseado tema del nacionalismo. A saber, el nacionalismo, como ideología que aspira a estructurar políticamente un territorio, dotándole de independencia respecto de una comunidad más amplia de la que forma parte (no vamos a entrar a discutir ahora si ese “formar parte” era justo o injusto) debe ofrecer de manera clara, según el texto: “el proceso por el cual puede conceder derechos políticos a los nuevos socios”. Esto, dicho en román paladino, significa que tanto en País Vasco como en Cataluña, los nacionalismos lo que deben hacer, para tener viabilidad política, es ofrecer las pautas por las cuales cualquier ciudadano pueda formar parte de esas comunidades políticas en pie de igualdad. Pero aquí el conflicto procede de que esos mismos ciudadanos a los que los nacionalismos respectivos les ofrecen pautas para incorporarse en pie de igualdad en sus comunidades respectivas, ya se supone que gozan de esas pautas y de esa ciudadanía plena siendo españoles, ¿por qué habrían de adoptar otras que, además, no son las suyas de origen? ¿Se comprende ahora que es precisamente el encaje (o desencaje) de las inmigraciones españolas en País Vasco y Cataluña el origen de los nacionalismos periféricos y el motivo de conflicto político permanente de estos con el Estado español?

Por otra parte, el nacionalismo español, ejerciendo sus potestades desde la propia estructura del Estado que controla, ha venido, durante toda la Transición, ofreciendo a los nacionalismos periféricos toda suerte de acomodos para sentirse vinculados de la mejor manera que estimen conveniente al proyecto global español, gestionando incluso el destino de las grandes comunidades de inmigrantes de otras partes de España que hay en sus territorios respectivos. Ninguno de esos intentos ha tenido suerte, puesto que los nacionalismos periféricos aspiran, como bien último, a desvincularse del proyecto español que les ha ofrecido, paradójicamente, durante toda la última etapa de la modernidad, todos los instrumentos legales y económicos para progresar, medrar y convertirse en hegemónicos en sus territorios respectivos. ¿Qué más podemos hacer?

Para quienes consideren que estas cuestiones no forman parte del programa republicanista más exigente, de nuevo les digo claramente: a día de hoy no sabéis en qué tiempo ni en qué país vivís.

Saludos maketos.

16 comentarios en “LA IDENTIDAD POR TODA POLÍTICA. XVI: Materiales para pensar la nación desde el republicanismo

  1. Hay que acabar de una y buena con el estado autonómico.Hay que recuperar la provincia,el ayuntamiento y el distrito;y deben estar íntimamente relacionados con la representación, además de ser fuente financiera de esa representación.La idea de que son los distritos los que pagan a los diputados, aparte de elegirlos, tal vez sea lomás brillante de la doctrina trevijánica.Hay que partirle el espinazo al nacionalismo secesionista, y al regionalismo carca de derechona como el madrileño o el valenciano.

  2. Yo creo que lo mas lógico sería crear una asociación republicana que aune fuerzas para luchar por la república, además de crear un programa que junte a todos los republicanos y de ideología a la república como la separación de poderes, listas abiertas, democracia interna de partidos, presidencialismo, avanzar a una democracia lo más directa posible..esto crearía un espiritu de la republica(que ya existe)de libertad e igualdad y esta estaría por lógica ya en contra de todo nacionalismo.Para acabar con las comunidades autonomas hay que transmitir los poderes a los municipios y que en estos se ejerza el poder directamente, sin representación, en asambleas.los alcaldes podrían ser escogidos al azar pues su función es hacer que se cumpla lo que dicte la asamblea.asi se acabaría con el ingente numero de políticos y parlamentos que hay en españa.para trolsoe:estos distritos ¿a que expansión territorial se corresponderían?podrías explicar un poco ese modelo político.gracias.

  3. Joder, aquí el único que se ha tragado la doctrina trevijánica es el menda lerenda.PD: Estoy preparando un artículo llamado caballo de troya, en el que abogo por una Monarquía Presidencialista o constitucional.Creo que el republicanismo es un error. No por el propio republicanismo, sino por la facilidad con que lo desactiva el Psoe.

  4. Estimado Pedro José:"¿Qué más podemos hacer?", pregunta usted. La respuesta es bien sencilla:1.- Circunscripciones electorales de más o menos cien mil habitantes.2.- Sistema electoral mayoritario a doble vuelta.3.- El representante que sale elegido es sometido al mandato imperativo de los habitantes de su circunscripción, de manera que ésta lo controla y puede, llegado el caso, revocar su nombramiento.4.- La circunscripción paga el sueldo del representante.5.- Fin de las C. Autónomas.6.- El Estado asume las competencias de ficalidad, justicia, educación, sanidad y fuerzas del orden.7.- Las demás competencias pasan a los Ayuntamientos.8.- En los municipios, elecciones diferenciadas para elegir al ejecutivo -alcaldes- y al legislativo -concejales-.9.- Para elegir al ejecutivo: una sola circunscripción: el municipio. Sistema mayoritario.10.- Para elegir al legislativo: circunscripciones electorales pequeñas con sistema mayoritario.Es lo más razonable, lo más justo, lo único que se puede hacer para que España vuelva a tomar aliento.Un saludo,Aquiles.

  5. Yo si que he leido artículos de Trevijno, pero es que nunca habla del sistema electoral ni de la organización administrativa del pais.Lo de la doble vuelta no me gusta nada, si es como el sistema frances una segunda vuelta hace que un partido no gane no porque no ser el partido mas votado si no por que todos se vuelcan contra él votando al otro partido que queda en la segunda vuelta.Y en cuanto a los municipios los más lógico sería utilizar el sistema directo(en ciudades iría por barrios). Este es el pais más democrático del muno sin duda.Si quereis conocerlo un poco:http://www.geocities.com/mas_democracia/suiza.htm

  6. hay que combatir con todas las fuerzas posibles la idea de que las listas abiertas son democráticas y diferentes en algo a las actuales listas cerradas. Esa idea está incrustada en lo mas profundo de la mente de casi todos los que critican el actual sistema electoral. Por eso hay que repetir un millon de veces si es preciso que.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR.CON LISTAS ABIERTAS O CERRADAS ELIGE EL QUE HACE LA LISTA Y NO EL ELECTOR………………

  7. ya eso esta claro y los partidos tampoco son muy democráticos en si.pero entonces de que forma elegir a los representantes del pueblo?

  8. Pensad que vamos hacia una sociedad totalmente tecnificad. La idea de las asmbleas que controlan a los diputados de Trevijano es puro ancronismo en la época de la red 3.0.Aunque la tecnología no significa más democracia, puede que sea al contrario. No hay que idealizar la democracia, se trata de buscar un sistema que funcione y que sea lo menos injusto posible. Tras esta crisis en europa los sistemas de gobierno serán muy distintos. No caigamos en el error idealista de Trevijano, tomemos lo mejor de su sistema y busquemos un salida hispánica ala situación. Ah! la idea de europa se ha ido al garete, olvidaros de toda esa milonga, ya no tiene futuro.

  9. Ahora entiendo lo de la 2a vuelta y me suscribo a los tres puntos de cambio que propone Mess.Pero de que forma elegir a los representantes? con circunscripciónes que eligen a su representante y lo controlan mediante asambleas? o listas abiertas?¿seguirían existiendo los paridos como ahora los concocemos?.saludos.

  10. Mi comentario, más amplio, ha pasado a ser un artículo guerrillero en la primera columna. Debatamos allí todos juntos.SALUD Y ACRACIA, MIENTRAS NO HAYA DEMOCRACIA.

  11. Buenas noches, Radicalista Republicano.Lo mismo te deseo.

  12. Bueno os deseo un feliz año nuevo a todos los de acratas que ya solo quedan 20horas (y el segundo ese que hay que añadir jej) para el 2009.seguid así.

  13. Gracias Aquiles, por tu respuesta, intervenciones como la tuya son las que más se valoran en cualquier entrada, al menos por mi parte.Pero queda pendiente el tema de los partidos en tu respuesta. Mientras no se cambie el funcionamiento interno de los partidos, nada de lo que se haga articulado por ellos tendrá la suficiente hondura democrática.No sé si habrá que resignarse a que los partidos los hacen los militantes y los militantes son personas, como tú y como yo. Pero si me lee esto Mess seguro que me condena al averno, sección timoratos e indecisos. Abrazos.P.D. Desde luego si consideramos a la política como algo más que una ciencia, es decir, como una técnica en sí misma, como la quería Maquiavelo, por ejemplo, es lo cierto que se puede construir un sistema que tenga en cuenta también a los timoratos e indecisos, a los perplejos y a los desencantados, y que además funcione. Los padres de la constitución americana lo vieron así y construyeron un sistema de pesos y contrapesos que tuviera en cuenta esas debilidades humanas, tanto de los que tienen que mandar como de los que irremediablemente tienen que obedecer (los puestos son intercambiables). En fin, seguiremos.

  14. al Trevijano ha que cogerle lo que valga y pasar de todo lo demás. Por lo de pronto es un tirano de lo màs descarado. Como escritor un diez, como persona un suspenso

  15. Feliz 2009, ácratas… Lo mejor esa por llegar…XD

  16. Amigo Pedro José:La medida que puntamos del ligero cambio constitucional en la columna izuierda resuelve,en el plazo de 8 años (dos legislaturas) todos los problemas identitarios que vienes planteando desde tu aparición en este diario. Lo más importante para ti: si al Presidente del Gobierno lo eligiera el pueblo español directamente, se acabaría el chantaje de los políticos nacionalistas, quienes, no representando más que a una parte de la ciudadania de sus respectivas autonomías, marcan el destino de todos ellos mediante la exigencia de nuevas competencias (no importa cuántas tengan acumuladas ya, se trata de un proceso acumulativo cuyo único final es la totalidad de las competencias y la independencia) a cambio de su voto a la investidura del Presidente, da igual si éste es del PSOE o del PP.Salud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: