FEDERICO, ¿PIDES PERDÓN?

Lo soltaste en la COPE, la emisora que te confía el micrófono todas las mañanas laborables: “Pido perdón a todos aquellos a los que recomendé votar a Mariano Rajoy el 9-M”…

Y digo yo, modélico periodista cargado de premios y micrófonos de oro y plata: ¿Por qué, en lugar de informar con veracidad, mientes con tanto descaro? Tú no pudiste pedir a nadie que votara a Mariano Rajoy, porque las elecciones del 9-M eran legislativas, no presidenciales. Tú pediste, si acaso, que tus oyentes votaran a los 350 candidatos del PP que iban en las listas cerradas que hizo Mariano Rajoy, con éste como cabeza de lista por Madrid. O sea: que votaran al PP de Rajoy, si tú quieres, y que no votaran al PSOE ni a ningún otro partido, excepto, quizá, al de Rosa Díez (partido papelera, por si el oyente era muy, muy rojo y despistado).

Lo que reconoces con tus contritos golpes de pecho es que has contribuido a la confusión general mezclando en tus programas de radio cuanto has podido el concepto democrático-pastiche de elecciones únicas, medio legislativas, medio presidenciales, que el Poder Único en la Sombra ha tenido a bien concedernos por toda democracia para aldeanos.

Como, Losantos, eres la voz de tu amo, y tu amo es la Conferencia Episcopal, lo que hay que analizar es qué cuece ésta. Qué interés tiene en que Esperanza Aguirre lidere el PP. Lo demás son cuentos de talibancillo de sacristía.

¡España, maldito reino de la confusión, de la desvergüenza y del dinero bajo mano: tus gentes son tan corruptas que el país entero hiede a mierda desde Palos de Moguer a Fuenterrabía; desde Finisterre al Cabo de Gata!

¿No pedirás nunca perdón, Losantos, por haber contribuido con todas tus fuerzas a eso?

1 comentario en “FEDERICO, ¿PIDES PERDÓN?

  1. No, no pedirá perdón Messaje, en el sentido que tu le demandas, porque esa petición de perdón que hace ahora, no es más que mera retórica para seguir en su papel de radio-predicador, similar a los telepredicadores furibundos del N.I.R.O (Nuevo Imperio Romano de Occidente, con capital en Washington. ¡que jodío, encima se declara ateo! Un ateo al servicio de la Conferencia Episcopal "ad majoren gloria Dei". Claro, Dios escribe derecho con renglones torcidos o algo así. Vivir para ver

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: