CUENTO CHINO

—Vengo, Maestro, porque me siento poca cosa, no tengo fuerzas para emprender nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y necio. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?El maestro, sin mirarlo, le dijo:—Lo siento, muchacho, no puedo ayudarte ahora, debo resolver un asunto. Quizás … Sigue leyendo CUENTO CHINO

ALICIA Y LA CITY

Al recorrer el vetusto y musgoso adoquinado de aquel callejón cavernoso, sus caderas se movían como el rabo de una perra al encontrarse con su dueño. Al llegar a la garganta del callejón, Alicia siempre se detenía con un gesto reverencial y su mirada llegaba hasta el zenit para observar los inmensos ventanales de piedra … Sigue leyendo ALICIA Y LA CITY