El ruiseñor chino

 

La imagen es una reproducción de “El ruiseñor chino” de Max Ernst. Max Ernst tomó prestado el título de su obra de un cuento de idéntico nombre escrito por Hans Christian Andersen. Si en la histo­ria original se narraba la pugna entre un ruiseñor mecánico y otro­ real, que finalmente salva la vida del rey con su canto, la obra de Max Ernst nos habla de la maquinaria de guerra que pierde aparentemente su efecto letal al convertirse en un pacífico «ruiseñor chino». Como la obra es de 1920, es una premonición de la incorporación de China al Club Atómico o club de los Farsantes de la Bomba en 1964.

«La técnica del collage –dice en su autobiografía de 1919– es el aprovechamiento sistemático del encuentro, fortuito o inducido, de dos o más realidades ajenas entre sí en un plano aparentemente inapropiado… y de la chispa de poesía que salta en el acercamiento de tales realidades».

La bomba se convierte, gracias a Dadá, a un abanico como cresta, un pañuelo y unos femeninos brazos, en un ruiseñor nada temible. Pero no deja de ser una bomba capaz de matar a cientos de personas. El ojo con el que nos observa la bomba es siniestro. ¿El ojo que todo lo ve de los Illuminati? Y los brazos, ¿acaso no imploran piedad? La intención es clara: “De nada sirven vuestros melodiosos cánticos de ruiseñor a la paz universal, seáis ingleses, alemanes, norteamericanos, rusos o chinos, sois asesinos de masas”. ¡Y luego hablan de lo original que fue el impotente de Picasso con su Guernica!

Max Ernst había servido durante toda la Primera Guerra Mundial en artillería. A propósito de sus experiencias en el frente escribiría más tarde: «De nada sirve llorar, maldecir o vomitar». No deja de ser lógico, pues, que reaccionase con náusea o ironía dadaísta ante aquellos libros, que apenas concluida la con­tienda, ensalzaban los adelantos industriales y técnicos en la inves­tigación armamentística. Recordemos que el futurismo, bebiendo de la estética cubista de Braque, ensalzaba la velocidad, la industria, la dimensión temporal sin más análisis social. El futurismo se fortaleció tras el fin de la guerra, para vergüenza de sus fieles burgueses.

Tras la intervención de Max Ernst, la bomba tendida sobre la hierba resulta a duras penas identificable, sobre todo porque pre­senta la imagen en un ángulo de 90 grados respecto del original. De este modo, al espectador no le resulta difícil ver en el soporte de la bomba el pico del ruiseñor. Éste aparece representado como un híbrido, mitad hombre, mitad animal. Max Ernst empleó aquí el mismo principio de trabajo que caracteri­zaría sus posteriores obras surrealistas. Una vez descubierta una interpretación en el material original (en este caso el soporte, el cual, al girar la imagen, aparenta ser el pico del pájaro), se procede­ a desarrollar y evidenciar ésta. Por último, Max Ernst fotografió y­ amplió el fotomontaje final para homogeneizar tonos y colores.

¡Qué lejos queda esta obra aún de los ready mades del estafador y plagiario Duchamp! El mierda seca que se apropio de la idea de su enamorada, la poeta y artista Elsa von Freytag-Loringhoven, que parió la idea en una doble obra en la que “La fuente” es la representación de su propio coño, ansioso del pene de Duchamp, que era la obra conjugada; una tubería industrial que magnificaba el tamaño de la polla de Duchamp. Duchamp prefería disfrazarse de mujer e imitaba a Elsa en todo.

 

EL ARTISTA ANARQUISTA

 

 

6 comentarios en “El ruiseñor chino

  1. Agente X-9

    Y de mientras……

    España se prepara para vender sus playas a otros países.

    La propuesta llega directamente de Reyes Maroto, ministra del Turismo que afirma ser una medida necesaria para salvar el turismo.

    No, no es un fake. Puede hacerlo Y YA LO HA HECHO con todos los acuíferos españoles vendidos a la empresa francesa Suez. Debéis estar más atentos a las jugadas de la Cábala y del Foro Económico Mundial.

    La puta de la Maroto trata de enredarnos hablando de salvar el turismo, pero no. Venderá las playas com Solbes vendió 133,7 toneladas de oro a un precio de risa. Y, a cambio, le dieron crédito.

    Ya os lo advertí: España pagará la deuda con gestos de buena voluntad, como la venta de parques naturales o edificios institucionales, al modo que el Santander vendió sus sedes a los fondos participados por los 3 grandes: State Street Global Advidor, Vanguard y Black Rock y se quedó en ellas en alquiler para garantizarles la rentabilidad.

    En el futuro, las playas serán privadas, como en Italia. Y las sedes de los ministerios, también.

    Y decíais que estaba loco…

  2. Agente X-9

    Hay que reconocer la brillantez y eficacia de la campaña de marketing a escala mundial del Covid19. Nunca vista desde que la Prensa logró meter a todo el mundo occidental en una guerra contra Alemania. No es nada fácil poner a todos los borregotrónicos y de forma tan coordinada a aplanar curvas si previamente, y durante décadas, no se les ha aplanado metódicamente el encefalograma. Ante el estornudo de un desconocido en el supermercado, el borregotrónico temblará como una doncella que ha visto un ratón, o correrá despavorido a hacer la denuncia. Mientras, va creciendo por miles y millones el número de casos de borregotrónicos arruinados asintomáticos. Cuando sientan los primeros síntomas de la ruina económica y social no habrá vacuna que les valga. Parece que unos 200 países ya le habrían pedido auxilio financiero al FMI y demás entidades prestamistas. La deuda es la moneda de los esclavos, y esta magistral jugada va a aplastar definitivamente lo que venía quedando de la clase media, propinando además un golpe de muerte a las ya muy limitadas soberanías nacionales. Mr Marshall se presentará con barbijo e impondrá condiciones extremas de reingeniería social.

    Como trasfondo de toda esta reingeniería social, y ante la evidencia de una nueva fe fanática del borregotrónico en las estadísticas del miedo, barrunto un fenómeno religioso, que pudiera tratarse de la irrupción de una nueva religión global. La Prensa (el bajo clero) ha instalado en la psique del borregotrónico una especie de lealtad masoquista a una nueva y adaptada a nuestra época, entidad invisible todopoderosa y maléfica, que no se puede ver pero que está presente en todo lugar y momento. La representación artística de la nueva deidad se ve sistemáticamente en el fondo de cada transmisión de telediario y tertulia. Ésta castigará con el infierno de la tos y la fiebre (el borregotrónico es hipocondríaco), a quien no cumpla con los mandamientos y su liturgia. Liturgia de caretas, distanciamiento infrahumano, teleesclavismo y geo-trazabilidad tecnotrónica que, poseídos por el espíritu-algoritmo santo, será definida por científicos y médicos (el alto clero que conoce los nuevos misterios), y que se impondrá a través de los políticos por las buenas y de la policía por las malas. La vacuna es el Mesías que ya todos estamos esperando, y que no se manifestará hasta cuando la OMS (Vaticano), por orden del Sanedrín invisible, así lo disponga, o no…

  3. Por cierto, Felix: ¿Qué es de Maldito?

    Un saludo.

  4. Buenos días isla de despiertos. Brillante post del “El Artista Anarquista”, le felicito y es un placer leerlo. Lo único que quiero añadir sobre la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven. La baronesa comentaba que era posible vivir desde una libertar sin amo, además Marcel Duchamp escribió una vez sobre ella: “La baronesa no es futurista: es el futuro”.
    La baronesa una tarde del 14 de noviembre de 1927, abrió la espita del gas de su apartamento de París junto con su perro “Pinky”, se fue de este mundo en silencio en paz y sin dejar nada escrito póstumo. Haciendo realidad su frase más celebre es “No soy de nadie”.

    Cambiando de tema, creo que los futuros levantamientos a la agobiante imposición del “Gran Hermano” vendra de las redes sociales y la realidad virtual, que aunque las manipulan con gran destreza para manejar las pasiones , los extremismos y ciertas ideas políticas, y la prueba:

    “…Distintas fuentes policiales consultadas por La Vanguardia advierten de que los asistentes, “reclutados” a través de las redes sociales, tienen unas edades comprendidas entre los 16 y los 20 años. “Es especialmente llamativa su juventud y la violencia con la que actúan”, alerta un agente que participó en los altercados del miércoles por la noche en Madrid…”

    (Extracto de noticia aparecida el 19 de febrero de 2021 en La Vanguardia)

    La realidad es lo que cuentan el “black mirror” , en este caso se ve ya cierta manipulación de ciertos partidos extremistas e independentistas, como el olvidado y fallido 15M que ha terminado cediendo en la siguiente cita electoral para dar entrada a Podemos. Es mi humilde opinión, puedo estar equivocado?

    “Gobernar sobre muchas personas como si fueran poco es una cuestión de dividirlas en grupos o sectores: es organización. ”
    El Arte de la Guerra de Sun Tzu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: