¿Independencia o muerte? ¡Ni de coña!

La independencia de Cataluña encaja como un guante en un antiguo proyecto nazi de división de España (y de toda Europa) en pequeños estados nación fácilmente controlables. Obsérvese el plano de Europa adjunto y podrá comprobarse que la muerte de Hitler no interrumpió el proceso –véase Yugoslavia.

El proyecto nazi fue copiado por Israel para ser aplicado en los países-estado de su entorno, en los territorios que quieren que algún día constituya el Gran Israel. Y lo aplican con un éxito absoluto. Irak, Siria, Yemen, Egipto…
Ésa es la razón por la que los líderes catalanes han buscado el apoyo de Israel a la independencia en diversas ocasiones. Los casos de corrupción les están haciendo mucho daño y buscan soluciones desesperadas.

¿Y qué influencia puede tener el remoto Israel en Cataluña? Mucha, desde el punto de vista financiero. Israel controla totalmente la banca internacional sionista, servil a sus intereses expansionistas en Medio Oriente. Pero interés geoestratégico, en España, Israel tiene poco. Es el importante lobby judío de Cataluña el que quiere librar a sus familias (y con ellas, a todas las familias del piñolet) de los continuos paseos por los juzgados.

España, de ser un estado serio, necesitaría controlar sus dos puertas hacia Europa: Cataluña y País Vasco. Pero los gobiernos españoles no están –ni peperos ni socialistas– por otra labor que la de atender al poder financiero internacional para seguirse financiando al ritmo de 250.000 millones de euros anuales. El PIB español se sostiene gracias a esos créditos, que se contabilizan como si provinieran del trabajo y de la creatividad de los españoles. Y es que los números negativos, los créditos, no existen para el PP. Existen el expolio y los sobres en B. El magro crecimiento de España es, por lo tanto, falso.

En definitiva, ¿qué opina acratas.net sobre la viabilidad del proyecto independentista catalán a estas alturas del 2017?

-Que es una quimera contraria a los propios intereses de las élites catalanas.

–La República Catalana habría de ejercer forzosamente un poder férreo como el que se ejerce en países donde las minorías suníes explotan y controlan a la mayorías chiíes. O viceversa. Un 10% lo tiene todo y el resto, nada. No por cuestiones de facciones religiosas esta vez, sino lingüísticas.

–Pero es una quimera perfectamente posible, dadas la descomposición de España.

El modelo catalán sería c por b el iraquí: 700.000 catalanets de pura cepa y apellidos franceses españolizados sometería a 7.000.000 de charnegazos resto-españoles.

En España eso no puede funcionar. No por los españoles de la península, no . A esos ni se les espera para protestar por el fraccionamiento «de su patria», que le den por culo a su patria. Los españoles que acabarían rebelándose serían los que malvivieran en Cataluña. Aparecería un Neo matrixiano que los liberase de la esclavitud. Un Neo-Lerroux que incendiara los ánimos y las calles. Y acabara por arrasar en las urnas.

JE NE M’APELLE PUIGDEMONT, JE M’APELLE PUY-DU-MONT

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: