El ébola llega en patera

El padre Miguel Pajares, repatriado desde Liberia tras verse afectado por el virus del ébola, ha fallecido el 12 de agosto en el Hospital Carlos III de Madrid. Mil medidas precautorias se han tomado para no infectar a nadie. El cuerpo ha sido incinerado. La habitación, desinfectada. Los médicos y enfermeras se hallan bajo control de temperatura durante 21 días. A uno de ellos se le ha practicado la prueba del ébola…

Los controles en los aeropuertos para vuelos que arriban desde los países afectados por la epidemia consisten en comprobar la temperatura corporal y la sudoración irregular de los viajeros. Aunque pueden estar en período de incubación de la enfermedad, y no detectarse síntomas del virus. Pero algo es algo. Se da por supuesto que quienes tienen pasaporte y dinero para volar no son vulnerables al contagio de una enfermedad que se ceba en la chusma.

Enlacemos otra noticia: el aluvión de inmigrantes en patera y saltando las vallas de seguridad de las ciudades autónomas españolas en África alcanza cotas nunca vistas. En un solo día, 920 alcanzaron las playas de Cádiz en al menos 84 lanchas hinchables. Otros 80, de los 750 que lo intentaron, lograron saltar la valla de Melilla. Policías e inmigrantes aseguran que no hay vigilancia en las costas de Marruecos, cuyo gobierno deja pasar las pateras sin impedimentos hacia España. Es la mayor oleada de sin papeles en un solo día de la historia de la inmigración española. Nadie se explica la causa.

¡Qué bien desinforman los medios! Nadie se explica la causa…

Pues la causa está clara: El aluvión de inmigrantes se debe a que huyen de la epidemia de ébola declarada en sus países respectivos: Sierra Leona, Liberia, Nigeria, Guinea…

Y nada impide que, entre esos inmigrantes, lleguen algunos infectados. Nada. El período de incubación es de 21 días. Sin embargo, nadie toma precauciones por estar en contacto con esos inmigrantes a los que nadie pone en cuarentena. Nadie es eficiente en el funcionariado de España, no vaya a quebrarse de trabajar o se le fundan las pocas neuronas vivas que le quedan en el cerebro. Los inmigrantes son trasladados en autocar a centros de internamiento en todos los rincones de España. Todos juntos y revueltos con conductores y guardias españoles.

La irresponsabilidad del Gobierno es absoluta. La primera noticia de las consecuencias de esa irresponsabilidad la tendremos más pronto que tarde.

ÁCRATAS

NOTA:  Lo más probable es que el ébola no constituya realmente ninguna amenaza para la humanidad, sino que sea sólo otro gran negocio de la industria del miedo.

Entendiendo por humanidad los casi 7.000 millones de personas que respiran en el planeta, al ébola le queda mucho camino por recorrer para constituir una amenaza para la misma. Para que el ébola constituya una amenaza para nuestra familia, basta con que exista. Porque el sentimiento de tal amenaza es parecido al que siente el que juega a la lotería: piensa que es posible que le toque, “porque a alguien le toca siempre”. Y es diferente del sentimiento de tranquilidad que nos embarga cuando salimos en automóvil y no se nos ocurre que, aunque la probabilidad de que un accidente acabe con nuestras vida es mucho mayor que la de que nos toque la lotería, no es una amenaza real, porque podemos hacer algo para contrarrestarla, que es conducir bien, en vez de encomendarnos a San Cristóbal (o hacer ambas cosas).

Pues bien, contra la amenaza de que contraigamos el ébola también podemos aplicarnos. Primero, como país occidental que constituimos, organizado con un sistema sanitario adecuado para ello. Segundo, como colectivo municipal, tomando las medidas necesarias. Tercero, como grupo familiar, estando bien informados, lejos de la histeria colectiva que puedan tratar de desatar los medios a sueldo de las farmacéuticas y siendo higiénicamente cautos. Y cuarto, como personas, haciendo gala del sentido común necesario para obrar de acuerdo con la probabilidad real que en cada momento haya de que el ébola sea un problema real. Recordando las crisis de las fiebres aviar (neutralizada en origen por los chinos) y porcina, que fue un verdadero timo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: