10-M: Conmemoración del fin de las maniobras antiterroristas de la OTAN en trenes de Madrid, 2004

Mañana se conmemorará en todos los falsimedia, solemnemente, el décimo aniversario de la muerte de 192 españoles en los atentados del 11M, en trenes de cercanías en las estaciones de Atocha y El Pozo, en Madrid. Anticipémonos en acratas.net conmemorando que el 10M, un día antes,  terminaron felizmente unas maniobras antiterroristas de la OTAN en el mismo Madrid con idéntico supuesto de bombas en trenes de cercanías(*). O sea, que se fingió que sucedía exactamente lo que sucedió al día siguiente. Eran ejercicios para evitar que tales atentados pudieran tener lugar. Y mira tú por dónde, pasaron en cuanto los chicos del antiterrorismo occidental recogieron sus herramientas. ¿Se puede ser más inútil? España debió salir de la OTAN el mismo día 11 de marzo de 2004. Por incompetentes.

Esto que decimos no es un invento de chalados, sino la verdad. El propio Secretario General de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, al ser preguntado por el asunto, contesto que había sido una fatal casualidad, demostrando con ello que ignora lo que significa la palabra casualidad, aunque no lo que significa fatal. Fatal, lo fue desde luego. Pero de casualidad nada. Fue una acción terrorista perfectamente planificada y ejecutada por sicarios de la OTAN para apoyar la política estadounidense contra Irak y otros países de Oriente Próximo. Aquí le costó las elecciones al PP. Si llega a averiguarse la verdad, les cuesta la vida. Esto es lo jodido de las democracias occidentales: que para que los oligarcas encubiertos que mandan de verdad, por encima de los partidos a los que corrompen, se salgan con la suya han de asesinar a unos cientos de nosotros con el fin de convencernos de lo mucho que nos defienden a todos (igual que pasó en EEUU el 11S, por otra parte).

Las maniobras sirvieron para que los terroristas de la propia OTAN instalaran los explosivos (de clase militar, C4) en los trenes. Y como lo hicieron muy profesionalmente, liquidaron sin ningún escrúpulo a un buen montón de españoles indefensos (son unos experimentados genocidas), para echarles luego la culpa a unos desgraciados marroquíes, que eran todos putos confidentes de la Policía para ganar indulgencia en su verdadero negocio de tráfico de drogas. Los mismos delincuentes de baja estofa que «fueron inmolados» más tarde en un piso franco de la Policía en Leganés, aunque resulta que ya estaban muertos cuando ‘tiraron de la anilla’, y por eso ni siquiera sangraron (qué limpios son los falsos terroristas). A los generales de la OTAN, y a su entonces Secretario General, hay que felicitarlos por defender de esta manera tan contundente y estrafalaria la civilización occidental, poniendo bombas en medios de transporte de la clase trabajadora en hora punta.

Ahora, con otro Secretario General, Anders Fogh Rasmussen, tan hijo de puta como el anterior, igual de genocida o más, si cabe, siguen defendiendo a Occidente enviando armas a Siria y Ucrania, así como financiando mercenarios de Blackwater, dirigidos por militares israelitas con alta experiencia en terrorismo revolucionario, hacia el istmo de Crimea, para evitar que el referéndum del 16 de marzo legitime el renacimiento de la Federación Rusa, con la reincorporación voluntaria de media docena de antiguas repúblicas, todas ellas de habla rusa y religión cristiana ortodoxa. Nos atrevemos a anticipar que, si los dioses no lo remedian, la lucha armada impedirá el normal desarrollo del referéndum y podrá así declararse inválido. Las ametralladoras van a tabletear en Crimea desde el 11 de marzo de 2014 hasta el 16. Y siguientes. Oye: y si nos equivocamos, pues mejor. Como conversos, le pondremos unas velas a la Santísima Virgen del Támpax, por evitar tan absurdo derramamiento de sangre.

Los americanos, como siempre, asesinan como nadie. Se creen muy listos con su geoestrategia de «que se maten entre ellos, armemos a los terroristas de todos los países que rodean Rusia». Pero no lo son, listos, como no lo suele ser nunca el matón del patio del colegio que golpea a todos los que son más débiles que él. Ni de coña. Por eso se dejan estafar por el Sanedrín Financiero de la Fed y de la Banca Internacional, que les presta sus papelitos y exige el pago del servicio en oro. Y por eso también permiten que su geoestrategia la dirija Tel-Aviv, que va a la suya, tras la consecución del Gran Israel bíblico.

Esperemos que Rusia plante sus cojones en Ucrania, como ya ha hecho en Siria. Y arme a través de sus fronteras a todas las repúblicas ucranianas rusófilas. Lamentablemente, Ucrania será otra Yugoslavia: lucha entre etnias, religiones y lenguas, en la que los que realmente se batirán serán la OTAN contra los restos del antiguo Pacto de Varsovia. ¡Y a ver qué hace China!

ÁCRATAS


NOTA: (*) Por favor, antes de negar los hechos diciendo gilipolleces, léase la nota de la propia OTAN en su propia web.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: