¡Usemos Bitcoin!Aprende a manejar fácilmente la moneda ácrata internacional (Manual completo)

La liberación empieza por protegerse de los parásitos. Así que en acratas.net te vamos a enseñar, paso a paso, cómo moverte en el mundo de Bitcoin. Nos da igual si es para para rebelarte contra el poder bancario mundial, para no pagar impuestos o para especular (la evolución de Bitcoin puede ser meteórica, como hasta ahora). Tú sabrás, que para eso eres libre. Si no te gusta la idea, pues sáltate este artículo y punto.

Ahora, a mediados de junio de 2013, puede ser un buen momento para entrar. Los banqueros internacionales están perplejos ante la potencia de Bitcoin y EEUU ha lanzado una campaña de amedrentamiento sobre los ciudadanos norteamericanos para que no usen Bitcoin. ¿Consecuencia? Que el precio de Bitcoin es ahora el que debiera ser, sin factores especulativos. Pues vale: ¡Compremos barato!

Así que vamos al asunto. Mucha gente no se ha iniciado en Bitcoin porque el proceso les parece complicado. Pero no lo es. Y las ventajas luego compensan el esfuerzo.

El primer paso es abrirse una cuenta operativa que permita hacer transacciones, comprar y vender bitcoins. Vamos a ayudarte a abrirla en Mt.Gox.com. ¿Por qué en Mt.Gox? Porque maneja el 80% de las transacciones mundiales y es el sitio más seguro, con cuentas en todo el mundo. Todas las pantallas que verás a continuación pueden agrandarse pulsando encima.

Primer paso: Entra en mtgox.com y verás esta pantalla:

Comprueba en el navegador que estás dentro del servidor seguro de MtGox.com: En letras verdes dirá MtGox Co. Ltd. (JP) y detrás https://mtgox.com. ¿Es así? Perfecto. Sigamos.

Pulsa sobre el botón verde que dice SIGN UP NOW. Te aparece la página de “CREATE AN ACCOUNT”, como ésta:

Aquí te va a pedir solamente:

USERNAME: (nombre de usuario) o apodo para trabajar (no pongas tu nombre como apodo, no hace falta… En vez de “ejemplo”, llámate algo así como TQG67d$5 y apúntatelo bien en una libreta, de momento). La gracia de Bitcoin es que todo va a funcionar como si tuvieras una cuenta en Suiza. Así que no le des pistas al vampiro Montoro.

PASSWORD: (clave de acceso a tu cuenta). Sé generoso. Pon una clave que sea una combinación aleatoria de por lo menos 25 letras mayúsculas, minúsculas y números. Nada del nombre de tu hija pequeña ni una fecha de nacimiento. Pon letras y números hasta que la clave te diga que es STRONG. Y apúntatelo en la libreta. Si quieres un generador de claves seguras los hay en Internet.

CONFIRM PASSWORD: Es la primera ocasión para comprobar si lo tienes bien apuntado en tu libreta. Teclea cuidadosamente. No copies y pegues.

E-MAIL: Pon aquí tu e-mail donde recibirás la confirmación de cuenta. Es importante que sea verdadero, pues habrás de entrar en él para activar tu cuenta de Bitcoin.

CURRENCY: Elige EUR (euros), porque es lo que transferirás luego.

Chequea el cuadradillo que dice “I have read, understood and agree to the terms of service” y pulsa el botón verde inferior que dice SUBMIT.

Te aparecerá esta otra pantalla:

Aquí te piden tu nombre de usuario y una clave de activación que habrás recibido como mensaje de Mt.Gox en tu e-mail. Escribe ambas cosas y pulsa SUBMIT, abajo. También puede hacerse de otra manera, pulsando un enlace de activación que tendrás en el mismo mensaje e-mail. Da igual. El resultado debe ser éste:

Arriba te dice “Your account has been activated…”.

Ya tienes una cuenta en Mt.Gox que te permite enviar y recibir bitcoins sin que se entere nadie. ¿Qué te ha costado hasta ahora? Nada.

Pero te hace falta poder comprar bitcoins desde euros y viceversa. Para eso tienes que VERIFICAR esta cuenta relacionándola con una persona real que es la que hará esas operaciones. Estos datos no aparecen en ninguna parte en las transacciones. Son absolutamente opacas a las haciendas del mundo entero, y bien que les jode.

Segundo paso: Verificar la cuenta. Ahí te va a pedir tus datos y dos cosas: una fotocopia del DNI y una fotocopia de cualquier servicio, por ejemplo, la última factura de tu móvil. Quieren saber que existes, que eres una persona. Y esos datos que les das deben coincidir con los del usuario que envíe dinero real a la cuenta. Así que, antes de nada, coge tu móvil y haz dos fotos: una, de la cara delantera de tu DNI. Otra, de una factura de teléfono, luz o gas de tu domicilio. Guarda las fotos en tu ordenador, que las vas a necesitar enseguida.

Pulsa el botón Next. Te aparece esta pantalla:

Rellena el formulario con tus datos reales. Te estás abriendo una cuenta en un banco. Todos estos datos son tan seguros que no los obtendría Hacienda ni con un batallòn de geos.

Una vez relleno todo, pulsa Next. Aparecen tus datos y te pide que los confirmes:

Si todo es correcto, pulsa “Save”. Si no, “Modify”, y te irás a la pantalla anterior.

La siguiente pantalla es ésta:

Selecciona abajo ID. CARD y escribe tu número de DNI. Y selecciona el archivo donde lo guardaste cuando le hiciste la foto (Choose file), que debe ser nítida y en color. Sigue adelante (Next).

La siguiente pantalla es lo mismo, pero para el documento de servicios de tu domicilio. Te vale hasta la factura del móvil, con tal de que lleve tu nombre y tu domicilio.

Pulsa abajo “Choose file” y selecciona el archivo donde lo guardaste la factura cuando le hiciste la foto, que debe ser nítida y en color. Sigue adelante (Next).

Tu cuenta ha sido verificada. Aunque tardará un par de días en ser operativa porque hay unas 25000 nuevas cuentas diarias y son personas como tú y como yo las que comprobarán que el DNI se vea bien y que la factura corresponda al domicilio. Y siempre que intervienen las personas, se toman su tiempo.

Aprovecha ese tiempo para entrar y salir varias veces de tu cuenta. Así compruebas que todo funciona y en cuanto haya sido verificada, lo sabrás. Fisgonea en todas las pantallas y juega con todas las posibilidades. No te preocupes, porque no hará ni una transacción si no puede. Y no puede porque no tienes nada en la cuenta. Lo único que no debes intentar todavía es mandar fondos en euros a tu cuenta Bitcoin. Eso lo estudiaremos en la segunda entrega de esta serie, cuando tu cuenta haya sido verificada.

Decide dónde guardarás los dos datos básicos de tu cuenta, el USERNAME y el PASSWORD. Debes hacerlo en dos o tres sitios distintos. Apunta a lápiz en la base de un cajón tu nombre de usuario y en otro tu clave de acceso. O en las páginas de un libro al que le tengas aprecio. Pon esos dos datos en un archivo de texto y guárdalo en una carpeta encriptada cuya clave de acceso, más sencilla que el password de Bitcoin, sólo sepas tú. Esas tres cosas estarían bien. El caso es que puedas recuperar esos datos y que los demás no puedan, hackers incluidos.

Cuanto esté verificada la cuenta, podrás convertir euros en bitcoins y viceversa. De momento, llega hasta aquí, que no te cuesta ni un céntimo. Y es como haber puesto los pies en otro planeta.

Tercer paso: Ahora viene el cómo transferir euros desde tu cuenta corriente a tu nueva cuenta en Mt.Gox. Pulsa a la izquierda FUNDING OPTIONS. De entre las opciones que te aparecen, escoge “Euro Bank Transfer“:

Si vas al final de la página verás que te da la información de la cuenta de Mt.Gox a la que debes transferir dinero en euros desde tu banco. NO OLVIDES, en concepto de la transferencia, indicar ese código del tipo M12345678X porque es tu cuenta identificadora dentro de Mt.Gox. No te equivoques. De todos modos, si lo haces directamente en tu banco, pues no manejas tu banco por Internet o prefieres que te asesoren, no olviden anotar bien ese código M12345678X (espero que entiendas que aparecerá un código diferente a este en tu cuenta, claro, no será 12345678, sino algo aleatorio, como M01567833X, por ejemplo… pero ese eres tú, así de opaco vas a ser para la Hacienda Pública).

Al cabo de unos días, el dinero te aparecerá ahí, arriba. Dirá que tienes 0 BTC y, digamos, 3.000 €. A partir de ese momento puedes comprar BTC a cuenta de esos euros.

Pulsas en TRADE, a la izquierda. Y te aparecen las opciones de comprar a un precio límite:

y al precio de mercado en ese instante:

Observa la diferencia de precio. En el primer caso, hemos dado la orden de comprar 3 BTC en cuanto el precio sea de 575 €/BTC o menor. En el segundo, compramos 3 BTC al precio de mercado en ese instante, y Mt.Gox ya nos dice que ha de ser a 755,00001 €/BTC. Está claro que, si pides comprar a un precio imposible, tu compra no se ejecutará nunca. Mira la tendencia cuando vayas a comprar. Si es alcista, toma los BTC a precio de mercado, o acabarás pagándolos más caros. Si la tendencia fuera bajista (¿es posible?), espera vigilante.

¿Y cómo sabes la tendencia? Pues vuelve a la primera imagen. ¿Ves el botón amarillo justo encima del membrete de Mt.Gox, arriba a la izquierda? Si lo pulsas te aparece encima una gráfica como la que sigue:

Tanto en un caso como en el otro, si lo has hecho correctamente, dispondrás de cierta cantidad de Bitcoins en tu nuevo monedero virtual en Mt.Gox. Aunque no hagas nada, ya eres un millonario en potencia. Probablemente, lo que ahora compres a 750 €, valdrá dentro de un año unos 10.000 euretes. Pero, en fin, nadie te garantiza nada, conste. Tú mismo, amigo. Pero esto sí que es un plan de pensiones.

Ante cualquier duda, pregunta en comentarios. Salud y acracia.

ÁCRATAS

NOTA: Por cierto, si quieres ayudar a este diario acrático, puedes transferirnos algo de Bitcoin a la dirección:

1cgZpwKAiWRRG7AWSuBTYsegrohKFVc9Q

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: