Sueños

He tenido un sueño estrambótico esta tarde, mientras echaba la siesta.

He visto cómo el mundo se convertía en una gran dictadura capitalista al servicio de unos pocos oligarcas que jugaban con la humanidad, estupidizándola mediante los medios de masas, una sutil ingeniería social y falsas religiones; y usaban el dinero para canalizar un poder que ellos mismos controlaban mediante la banca y la especulación financiera de todos los bienes y recursos en los mercados, de los que eran a su vez dueños.

Pero cómo eso ya sabía yo que iba a pasar (y está pasando, en realidad) he visto a continuación lo que debíamos hacer aquí, en España:

La revolución.

Ya que lo que tenemos es una dictadura encubierta en este país, con una falsa democracia bicéfala de listas cerradas, con el poder judicial no separado de los otros dos poderes, dirigida mediante mentiras por los herederos del franquismo, alternándose en el poder (PPSOE).

He soñado que la solución era tomar el Congreso por la fuerza, con armas de fuego, y luego proclamar una nueva constitución cuya democracia era real. Sólo hacían falta un par de huevos, 30 tíos con ametralladoras y un gran camión en el que estaban escondidos bajo una lona, para arremeter contra las vallas y entrar en el perímetro acotado del Congreso.

Si se hacía rápidamente y de forma organizada, usando el factor sorpresa, dábamos un golpe contra un estado déspota y tiránico y lográbamos una primera revolución española.

Evidentemente, todo esto es sólo producto de los delirios de mi subconsciente.

LOBO

NOTA DEL EDITOR: 

Lobo: Ahora mismo no hay en España 30 hombres como los de tu sueño. La última vez que los hubo fue el 23 de febrero de 1981. Y como es usual cuando se asaltan congresos con metralletas, no pretendían instaurar una verdadera democracia, sino un gobierno de unidad nacional a las órdenes del Golpista Mayor del Reino. Llevaban tricornio.

Como te sabemos seguidor y admirador del decurso de los acontecimientos en Grecia, te adjuntamos dos fotografías que representan la diferencia entre tener un sueño premonitorio durante una siesta allí, en la cuna de la democracia, siendo griego; y aquí, en tierra de conquistadores cruz en ristre, siendo hispanistano:

Cuidado con los sueños que se pueden convertir en pesadillas.

Saludos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: