La dimisión de la CondesaLa verdad, siempre tras la última cortina

La dimisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid es un bombazo informativo que no escampa ni siquiera porque Santiago Carrillo pase tan oportunamente a mejor vida. En las primeras horas, tras la rueda de prensa que dio para comunicarlo a los medios, circuló un pepero rumor del que nos hicimos eco. Más tarde, reunidos los redactores de acratas.net, decidimos retirar nuestro artículo porque tenía que haber algo más que eso detrás de una dimisión tan inoportuna e improcedente. Hoy lo reponemos, pero con las dudas que establece este complemento de lo que nos parece mucho más importante.

Algo tiene la dimisión de Esperanza Aguirre que ver con el proyecto Eurovegas de Sheldon Adelson, en efecto. Cierto lo de sus maniobras para que fuera a Alcorcón, y no a Getafe por oscuras razones. Cierto que se ha saltado el pingüe mercadeo del presidente Rajoy y su partido (a lo que éste llama extralimitarse en sus competencias»). Cierta la «metedura de pata» de la condesa no respetando los tiempos del marido de la Cospedal en Metrovacesa. Verdad todo, pero no tan grave como para dimitir, no tan lejano de lo que hacen los demás presidentes autonómicos. Y no olvidemos que se trata de rumores ¡puestos en circulación por el propio PP!

Entonces, aparte de las razones económicas, o de la gilipollez de si Ana Mato se cabrea porque se fume en Eurovegas, cuando ella misma sería capaz de fumar con su santísimo coño con tal de no perder su cartera ministerial, ¿qué superiores razones creemos nosotros que llevan al abandono a una mujer con treinta años de ejercicio en política, a la que apoyan sólidamente los madrileños desde hace años, y es más liberal que Ludwig von Mises?

Creemos que hay razones de alta política.

La ex-presidenta Aguirre ha tenido los cojonazos, desde la «superioridad moral» que le da su cargo ganado por mayoría híper-absoluta en la Comunidad de Madrid, de decir en voz alta y clara que las autonomías no tienen sentido ni son viables en la España actual. Su proyecto personal, caso de alcanzar la presidencia de España sería, más que probablemente, liquidar las autonomías absurdas y parasitarias, que son todas con excepción quizás de las históricas: Cataluña, Galicia y País Vasco, dejándolas bastante mermadas en cuanto a competencias. El resto de España es, para Aguirre, España a secas, sin autonomías para las que ella considera que no hay necesidad ninguna ——suponemos que echaría del Consejo de Estado al fautor del potaje autonómico, Herrero de Miñón, y lo mandaría a limpiar arcenes de autopista radial——.

La familia de Esperanza Aguirre es multimillonaria. Así que su interés respecto a las autonomías no incluye el atraco a las arcas públicas, como sí lo contemplan no sólo la oposición, sino también el resto de su compañeros. Como la señora Cospedal, por ejemplo, que ha multiplicado el número de cargos de asesores desde que llegó a la presidencia de Castilla-La Mancha y cuyo marido está metido en el negocio de Adelson hasta las gónadas.

Por otro lado, hemos venido advirtiendo que el PP en el Gobierno (como antes el PSOE) no está al servicio del pueblo español, sino de los acreedores de España para hacerles ganar mucho dinero. Ambos partidos demostraron la clase de bandas de mafiosos hijos de puta que son el 3 de septiembre de 2011, cuando dejaron inerme al pueblo español, renunciando constitucionalmente a su Inmunidad Soberana. Eso lo sabe Esperanza Aguirre. Y no es plato de su gusto. Desde nuestra modesta plebeyez, imaginamos que no tiene sentido ser Grande de España si España es un prostíbulo, como no tendría sentido que la Virgen hiciera milagros en el Infierno.

La razón de la dimisión presidencial de Aguirre hay que buscarla en lo que va a suceder en nuestra discutida y discutible nación de naciones en un par de meses. Ella lo sabe y no está de acuerdo. Sabe de la mejor tinta que se prepara un golpe de Estado en España. El PP perderá las elecciones autonómicas de octubre incluso en el feudo ancestral del fundador del partido y del actual presidente del Gobierno, Galicia. De hecho, el PP va a perder todas las elecciones autonómicas o municipales de aquí a 2015, en cuanto le meta mano a las pensiones, que va a ser ya. Rajoy ha traicionado a todos los españoles de cualquier ideología. Ni siquiera ha aplicado medidas liberales de reactivación económica, por duras que éstas fueran, sino que ha seguido insistiendo en la espiral destructora de la economía, aumentando impuestos indirectos y destruyendo empleo. Todo ello al servicio del capital internacional que ya tiene planes bien establecidos para el expolio absoluto de nuestro país. De Guindos, que es un broker profesional, dirige con toda su jeta de esclavo de la Sinarquía Financiera Internacional el desmantelamiento y enajenación de toda fuente sólida de ingresos estatales.

Al nivel que se mueve la señora condesa de Murillo, atmósfera en el que se desprecia al advenedizo comisionista real, Juan Carlos Bourbon, se sabe del nuevo golpe de Estado que la real camarilla prepara. Con una alta probabilidad de que suceda antes de Navidad, como ya ha advertido acratas.net, PP y PSOE formarán un gobierno de concentración y unidad nacional ——remedo del Glorioso Movimiento Nacional, nacional-católicos y falangistas juntos y revueltos—— bajo el auspicio de la Corona insistentemente golpista (23-F). Eso sí, todo con mucho aparato democrático: 300 diputados del Régimen mantendrán la solidez del armatoste. El PP concedería al PSOE, por ejemplo, las carteras conflictivas de Interior, Sanidad y Administraciones Públicas, reteniendo la Presidencia, Economía, Industria, Agricultura y Hacienda.

Esperamos que el lector entienda ahora el peligro que tiene la suspensión del derecho de huelga para los asalariados españoles. Y la trampa que suponen las manifestaciones que podrían ser consideradas por el Poder como «anti-democráticas», como la programada «Cágala frente al Congreso», del 25-S.

¿Y qué espera Aguirre? Pues lo que va a suceder: que todo le va a salir mal al Glorioso Contubernio, porque se dedicarán sólo a conservar el chollo expoliador. Se trata de una medida que acabará de matar España, de un pacto entre ratas y escolopendras para vivir del cadáver durante un tiempo más. Y a eso, la Condesa no va a jugar.

Ahora sí: ahí tenéis el artículo sin manipulaciones peperas. Y ya sabéis contra lo que verdaderamente hay que luchar: contra el golpe que el PPSOE prepara desde hace meses. Como lo logren, España volverá a las catacumbas del franquismo, lo mismo que Grecia ha vuelto a las del papadopoulismo, al «régimen de los coroneles».

ÁCRATAS

NOTA: Ahora, sí. Aquí tenéis el artículo «suspendido» del GOSSIP DOG.

La condesa de Murillo dimite

El chantaje de su partido arruina su carrera

No nos gusta especular. Así que hemos preguntado. Y alguien, un pepero de cuyo nombre no voy a acordarme jamás, nos ha contado lo que hay a través de un conocido, más anónimo también que un buzoneador de propaganda de eso del ‘yo no soy tonto’. Cualquiera de los dos puede haber mentido o habérselo inventado, vaya usted a saber, que alguno tiene más ganas de darse importancia que un catalán en Irlanda del Norte. Pero ¡parece tan verosímil! Todo se ha producido tras una entrevista personal con el presidente Rajoy. De ella, la presidenta de Madrid ha salido hecha un mar de lágrimas.

Esperanza Aguirre no se va por ninguna de las razones que aducen los medios de incomunicación. No deja la presidencia de la Comunidad de Madrid por su cáncer de mama, superado médica y, sobre todo, moralmente. ¡Pero si en pleno tratamiento ganó las elecciones a la Comunidad en 2011 con 72 diputados para 57 el resto de partidos, con el PSOE fulminado! Tampoco porque el giro al centro del PP haya cercenado sus aspiraciones políticas de liberal redomada, pues ella controla Madrid; y Madrid es la única España que hay. El resto es paisaje autonómico. Ni es cosa del asunto de la libertad condicional de Josu Uribetxebarria Bolinaga; una liberal sabe que no se puede hacer caso a la AVT y dejar morir de cáncer a un hombre, tras 20 años en prisión por haber mantenido encerrado a un carcelero durante 17 meses, por más que éste empuje a la asociación. Ni es cosa de los conspiradores nacionalistas, aunque vengan pidiendo su cabeza desde hace años para llegar a cualquier pacto con el PP; nacionalistas que tanto la odian por representar todo aquello que les resulta inaccesible: una voluntad de acero otorgada por casta (la nena es Grande de España, condesa de Murillo y nieta (Gil de Biedma) de otro grande de España, el tercer conde de Sepúlveda). Así que sigue sin haber mejor recambio para Rajamari que ella, la admirada ejecutiva que, caso de ser presidenta de España, tomaría medidas realmente liberales (absolutamente injustas para con los obreros y funcionarios), pero reactivadoras de la economía. Esta mujer pertenece a una casta que no rinde pleitesía a botines ni marchantes. Así que es capaz de dejar quebrar cuantos bancos haga falta hasta que la ‘economía y el tejido empresarial’ se saneen solos por fallecimiento de financieros tísicos y especuladores leprosos. Entonces ¿qué razones llevque arrasa en las urnasan al abandono a una mujer a la que apoyan ciegamente los madrileños desde hace años?

La razón de la dimisión presidencial hay que buscarla en la venganza, que viene sirviéndose fría desde hace décadas en el pudridero que es el PP. Rajamari ha estado años que no le llegaba el camisón al cuerpo desde que se destapó la trama Gürtel sobre la financiación irregular del PP. Y Esperanza, que de pringada en eso nada de nada, le tenía muchas ganas al compostelano ciclista desde que Aznar la destituyó como ministra de Educación y Cultura por su culpa. Así que ha estado tirando de los hilos que alzan la gürteliana manta poco a poco, conforme le iba siendo oportuno. Pero, en esto, apareció un sionista multimillonario, Sheldon Adelson, con su proyecto de Eurovegas bajo el brazo y cuatro ubicaciones posibles: tres en Madrid y otra en Barcelona. Esto es, en realidad, lo único importante que ha sucedido en Madrid en el último año.

Visto así, hemos entendido la entrevista que ha concedido hace pocas horas a los perplejos medios. Ella ha dado la clave en los 17 minutos que ha durado la rueda de prensa para comunicar al público su dimisión irrevocable. «No es sólo cuestión de salud, pues el cáncer está supuestamente superado… Es cuestión personal… Me debo a mi familia».

Y ahí está el asunto, tras la decisión final sobre la ubicación de Eurovegas, una indecente y sustanciosa maniobra ha pasado no por las manos de Esperanza Aguirre, que nada sabía y ya es multimillonaria, sino a las de una persona cuyo bienestar es importantísimo para la condesa. Alguien que está pringado con la revalorización de los terrenos donde reposará el macro-casino euromadrileño. Y el presidente del Corruptódromo Español le ha dejado ver el expediente elaborado por su ministro de Justicia, un tiparraco digno de cualquier basurero, que la odia a muerte desde hace años, y que dispone de toda la Policía Judicial a su antojo. El expediente puede ventilarlo cuando quiera el Gobierno filtrándolo a cualquier periódico.

Para una señora como Esperanza Aguirre, la familia no se toca. Así que ha hecho mutis por el foro. En verdad, sólo el amor de madre y esposa podía superar su amor por el poder político. A diferencia de los hombres, toda mujer en estas coyunturas límite escoge siempre a la familia. Aunque le cueste la vida, que a esta mujer se la costará. Oiremos hablar de la reactivación de su cáncer muy pronto. Si acertamos, claro. Que, como todo el mundo sabe, no solemos acertar.

THE GOSSIP DOG

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: