Eficientes asesinos

Las cloacas de los servicios secretos del Mosad y de la CIA acaban de asesinar a otro científico clave en el desarrollo del programa nuclear del régimen de Irán. Y con éste, Mustafá Ahmadi Roshan, técnico nuclear y profesor universitario, van ya tres técnicos iranios masacrados por el mismo procedimiento de atentado terrorista con bomba, aparte de haber dejado malherido al director de la central de procesamiento de uranio.

Entretanto, esos mismas cloacas acaban de asesinar a un periodista francés en una manifestación multitudinaria de apoyo al gobierno de al Asad; y once miembros de la misión internacional de la Liga Árabe sufrieron heridas en un ataque en la ciudad de Latakia, en Siria. La Liga ha achacado los atentados a “la oposición” de al Asad, pero la prensa internacional, acólita de Sión —que les financia las linotipias—, ha tratado de echar la culpa de los atentados al propio gobierno de al Asad. ¿La causa del atentado? Que esa organización estaba comprobando sobre el terreno que las supuestas matanzas indiscriminadas del gobierno de al Asad a su pueblo son falsas, que trata únicamente de defender el estado de derecho contra las injerencias en Oriente Medio de la política exterior de la secretaria de estado americana, Hillary Clinton, esa fiel servidora de Sión, quien ya advirtió a Basar al Asad que se desmarcara de Irán o acabaría mal.

El descaro con el que las cloacas del mundo supuestamente civilizado actúan en Oriente Medio demuestra que el mando de Sión-Israel sobre los EEUU es absoluto. De hecho, podría asegurarse que Estados Unidos, un país que se permite tener un importante grupo de diputados en su Congreso que se autodenomina “Israel es Primero”, no existe como país independiente, sino que se trata de una colonia de Israel en lo político, y de la City de Londres en lo económico —les fabrica, bajo la Ley del Almirantazgo, el verde “sustitutivo del dinero” que utilizan—. Es como un goliat extraordinariamente fuerte y brutal, pero sin cerebro, sin voluntad y sin principios morales, que sigue a pies juntillas las órdenes que un inteligente y sexualmente mutilado enano, montado en su chepa, le susurra al oído.

Todo apunta a que Irán será invadido, destruido y expoliado en los próximos meses. ¿Cómo se atreven Israel y —peor— EEUU a negar a Irán el derecho a su programa de desarrollo nuclear, por si llegara a desarrollar un arma atómica, cuando ellos tienen miles de cabezas nucleares perfectamente a punto de ser lanzadas contra cualquier país que no se someta a sus dictados o que simplemente les moleste? ¿Acaso no les avergüenza públicamente su invasión a Irak, bajo el pretexto de la existencia de armas de destrucción masiva que jamás existieron? Dada la situación de salvajismo del actual Irak, tras la salida de las fuerzas que iban a llevarles la democracia, ¿cómo se atreven a proclamar a la opinión pública que Irán es un peligro para el mundo? Cierto que para ello cuentan con la complicidad de la ONU y el sustentáculo de las resoluciones de su Consejo de Seguridad, verdaderas piezas de cinismo político y de justificación del genocidio.

La explicación de todo ello se evidencia si se asume que el cerebro del conjunto de las operaciones es Israel y que todos los ataques preventivos son contra países sospechosos de ser algún día un riesgo para su proyecto sionista, que empieza por el dominio de Oriente Medio para continuar después con el resto del mundo.

En verdad, si no se tratase de una élite de personas tan sumamente poderosas, y a la vez tan peligrosamente obsesivo-neuróticas, sería para echarse a reír con sus quimeras de dominación y con las ensoñaciones de que su exigua minoría étnica, la única que su Dios Jehová considera humana, tendrá al resto de nosotros, cuasi-simios, como sirvientes. Pero no son cosa de broma. De hecho, van camino de conseguirlo.

FÉLIX UDIVARRI

NOTA: Las fotos que acompañan al artículo son repugnantes. La central es noticia de hoy mismo. La inferior es de hace años, hecha en Abu Grahib, Irak. Disponemos de una colección de fotos de torturas y humillaciones impresionante.

Hillary se parte de risa con lo que sucede en la foto de más abajo. ¿Recordáis el “fuimos, vimos y Gaddafi murió”? También entonces se partió de risa.
¿Una metáfora del comportamiento de EEUU con el mundo musulmán? Marines orinan sobre los cadáveres de supuestos talibanes, en Afganistán.
“Torturar tiene mucha gracia: JAJAJAJA”.

Los marines norteamericanos son lo peor de la sociedad yanky, gentuza con cocientes intelectuales bajísimos. Pero es que el ejército norteamericano entero, desde el generalato hasta el último private, está constituido por una banda de ventajistas cobardes que aplastan al enemigo con desproporciones de efectivos de 10 a 1 y armados cien veces mejor, con arrasadores bombardeos, misiles inteligentes, aviones no tripulados y armas de destrucción masiva. Sus guerras son monstruosos genocidios —Corea, Vietnam o Irak—, las ganen o las pierdan. En general acaban perdiéndolas a causa del valor de sus oponentes, que se saben con razón, frente a, como veis, una piara de meones hijos de la gran puta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: