Tiempos difíciles

Vivimos tiempos difíciles. La verdad es vejada, vulnerada, ocultada, por los medios de masas cada día en todos los informativos de televisión y en cada artículo de prensa. El público, abotargado en sus sentidos, especialmente en su sentido crítico mientras ve la televisión, no está preparado para hacerse las preguntas determinantes. Por ejemplo:

«¿Qué hace la OTAN bombardeando Trípoli sin ni siquiera mandato de la ONU para ello? ¿A qué bastardos intereses obedece? ¿Por qué no se limita a mantener la zona de exclusión aérea?»

«¿Por qué EEUU se acerca a la ruina en guerras contra los musulmanes, sólo para defender los intereses territoriales de Israel?»

«¿Por qué Venezuela es considerada uno de los países detrás del eje del mal si la FDA canadiense califica al sistema electoral venezolano como el mejor del mundo en el cumplimiento de todas las normas democráticas y de equidad social?»

«¿Por qué niega la derecha política que son ciertos elementos infiltrados por la Policía los que inician la violencia en las manifestaciones populares para motivar su posterior represión violenta por las fuerzas de orden público?»

«¿Por qué el PSOE en el Gobierno ejerce políticas del ala derecha, vulnerando todas las promesas de su programa electoral?»

«¿Por qué las cadenas de televisión que reportan las manifestaciones del 19 de junio evitan el mostrar las pancartas exigiendo «Libertad Constituyente» para España? ¿Significa que el MCRC es una asociación de extrema izquierda? ¿Por qué entonces los partidos de izquierdas acusan de republicanismo de extrema derecha al MCRC? ¿Qué es común a ambas opiniones? ¿Acaso el MCRC es simplemente radical –extremista– en su lucha por la libertad?»

Hay centenares de preguntas como éstas que tienen sólo una respuesta: El Poder global lo ha diseñado así. El Poder Global es la Banca Internacional Judía, las multinacionales energéticas, farmacéuticas y alimentarias, la mayor parte de cuyas acciones pertenecen a la mencionada Banca Internacional.

El sentimiento que subyace tras el conformismo popular es el miedo al futuro. Las masas son conservadoras cuando tienen algo que conservar, sea un empleo, una pensión o algunos ahorros. Muy poca cosa es suficiente: una vivienda con una inmensa hipoteca hace a las familias conservadoras. Increíble.

Pero los empleos pueden perderse, las viviendas pueden ser embargadas, los ahorros gastados en sobrevivir. Después de eso, el conservadurismo desaparece del horizonte anímico de los ciudadanos, los cuales se transmutan en revolucionarios porque quieren que todo cambie, aunque solamente sea para regresar al bienestar que disfrutaron antes.

Es entonces cuando el milagro se produce, y los ciegos ven, los sordos oyen, los mudos gritan consignas libertarias, y los minusválidos se enfrentan a la Policía. El Poder Global lo sabe, lo ha previsto todo. La represión violenta será ejercida en tanto que exista una suficiente masa de ciudadanos conservadores que paguen los crecientes costos de un Estado represivo. Pero el trasvase de vasos comunicantes entre conservadores y revolucionarios será imparable. La defensa de los estados frente al descontento creciente, a las hordas hambrientas, será una tarea imposible.

Veámonos en el espejo de Grecia, porque es el futuro que nos espera inexorable. ¿Y qué seguirá después? ¿Cómo el Poder Global llevará al mundo hacia una nueva estabilidad? Eso depende de nosotros. Si la represión nos detiene, seremos reprimidos. Si no, el Poder Global nos otorgará nuevas libertades políticas, nuevas constituciones, para que sigamos siendo los únicos responsables de nuestros funestos destinos. Pero nunca nos otorgará la verdadera libertad, que es liberarnos de su parasitismo. Se derramaría mucha sangre. ¡Antes pereceríamos todos nosotros, volatilizados por el mismísimo Jehova, encarnado en una gran bomba de hidrógeno!

ACRATAS.NET

Últimos artículos

<br /> <a href=»http://www.feed2js.org//feed2js.php?src=http%3A%2F%2Facratasnew.blogspot.com%2Ffeeds%2Fposts%2Fdefault%3Falt%3Drss&num=7&desc=450&utf=y&html=y»>View RSS feed</a><br />

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: