SEÑOR MÍO JESUCRISTO

¡Dios mío, perdóname!

He descubierto que el terrorismo de la ETA no me aterra, Señor. Que es como si no fuera conmigo, mea culpa.

Porque sé que la probabilidad de
ser un «daño colateral» de la lucha armada de ETA es menor que la de que me caiga una maceta en la cabeza, al pasar bajo un balcón. Que para mis hijos, ETA representa un riesgo ínfimo, mucho menor que el de que sean secuestrados por pederastas.

¡Oh, Dios mío, ¿por qué me das conocimientos de Matemáticas, si no es para glorificar Tu Santo Nombre?!

Señor: hay algo peor aún… No creo que los políticos españoles merezcan mi respeto, como no merecieron el Tuyo los Mercaderes del Templo. Ni creo que merezcan el respeto de nadie. Por ende, tampoco el respeto de ETA. ¡Sálvame, Dios mío!

Señor, Dios de los Ejércitos, he pecado de pensamiento, aunque no de palabra u obra. Sé que no puedo ocultarte mis más íntimos sentimientos: si fuera vasco, apoyaría el movimiento revolucionario de ETA. Por eso, Señor mío Jesucristo, soy tan feliz por que no me hayas hecho vasco, sino burgalés.

Gracias.

EL BURGOMAESTRE

2 comentarios en “SEÑOR MÍO JESUCRISTO

  1. Por fin alguien se ha dignado a escribir algo que llevaba pensando bastante tiempo: las matematicas son ciencias exactas.

  2. Anónimo

    Por fin alguien se ha dignado a escribir algo que llevaba pensando bastante tiempo: las matematicas son ciencias exactas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: