RECONQUISTA INTERRUPTA

De pronto… ZP oyó un canto agudo, melodioso y despertóse sobresaltado. Todo aquello no había sido mas que un sueño de su enfebrecida mente. Su esposa Sonsoles-es, se hallaba incorporada a su lado cantando un aria con su bella y armoniosa voz de soprano. Ambos se hallaban acostados en un pajar de Luanco, pueblo que ZP-R, (en adelante “Zeta-pe-erre”, conocía tan bien pues no en vano había pasado allí sus
mejores veraneos juveniles. Un vecino amigo, les había dado refugio hacía unos días, cuando recalaron allí huyendo de las enfurecidas turbas acratoides y acratoidas de ciudadanos/ciudadanas vilmente desplumadas y depauperadas tras las suspensiones de pago en cadena de todos los paises occidentales. Los EE.UU fueron los primeros tras las insostenibles «inyecciones» monetarias a sus grandes, monstruosas Corporaciones que no obstante no sirvieron para nada. Luego, como castillos en arena de playa, fueron cayendo todos los demás en incontenible cascada.

ZP, abrió un libro que tenía bajo la cabecera y leyó mientras Sonsoles-es seguía cantando una tristísima canción.

«Morir… dormir. Dormir!…Tal vez soñar. Sí, ahí está el obstáculo. Porque es forzoso que nos detenga el considerar qué sueños pueden sobrevenir en aquel sueño de la muerte, cuando nos hayamos librado del torbellino de la vida. He aquí la reflexión que da existencia tan larga al infortunio.» .

Cerró el libro y quédose triste y pensativo contemplando extasiado a su mujer, hasta que ésta terminó su hermoso y triste canto. Luego, se incorporó, olisqueó el ambiente y de un salto se levantó y corrió veloz, a la vez que tiraba del brazo de Sonsoles-es. Olia a humo. Y pudo comprobar que habían sido localizados por una variopinta turbamulta que prendía fuego al pajar. No obstante, consiguieron ponerse a salvo utilizando la salida de emergencia que sus amigos habíanles previamente enseñado. Sacudiéronse la paja adherida a la ropa y huyeron presurosos a las montañas, do siglos antes don Pelayo inició la Reconquista patria.

Luego de transitar por caminos y veredas entre riscos, montañas y desfiladeros casi inaccesibles, encontraron una cueva en la que por fin pudieron descansar de la amarga peripecia. Aquella noche, durmieron en una improvisada cama de helechos y otras mullidas plantas y arbustos que a brazadas fue transportando Zeta-pe-erre, hasta el interior de la caverna. Se abrazaron juntándose para darse calor, arrebujándose en un poncho venezolano, regalo de su amigo el Presidente Hugo-chá.

Por la mañana temprano, luciendo un sol otoñal y esplendente, la pareja sentóse a la puerta de la acogedora gruta y deliberaron sesudas y graves deliberaciones. Sopesaron y consideraron las opciones favorables y contrarias antes de adoptar cualquier decisión y luego de ello, adoptáronla. Acordóse que en sucesivos días, aquel escarpado habitáculo sería su nuevo hogar, el nuevo Palacio de la Moncloa presidencial pues que Zeta-pe-erre, pese a todas las vicisitudes y desgracias, seguía considerándose a si mismo el verdadero Presidente constitucional elegido en democráticas urnas en las últimas elecciones. “Su” lista, pues verdaderamente era suya ya que él mismo la había elaborado, había ganado ampliamente a la de su deslavazado rival, Mariano-rá en la Taifa de Madrid. Y en muchas otras Taifas de Hispanistán “sus” listas, elaboradas por “sus” muchachos y muchachas delegados-as de su voluntad, también habían vuelto a ganar libre y democráticamente, tan libre y democráticamente como siempre y todo el mundo sabía.
Pero muchos y muy malvados acratoides y otros varios especimenes disolventes, no quisieron saberlo, y habíanse dedicado con maligno ahínco, a propalar infundios antidemocráticos tales como que en algunas importantes Taifas, como la nueva Al-Andalus con capital en Sevilla, la Marca Hispánica de Barcelona o la del Estado Descentralizado (algunos acratoideos, decían Estado Descerebrado, los malnacidos), de Madrid, se habían producido gigantescos “pucherazos” , ante la inacción de una oposición que no quería o no podía oponerse a nada, con un Mariano-rá, impasible el ademán. Aquellos infundados infundios, sin razonable fundamento, consiguieron no obstante calar en las masas de ciudadanos/as engañados por tan disolvente propaganda judeo-masónica, “que si a ellos les envilece, a nosotros…..·”. Zetapé-erre, sacudiose la cabeza, cortando la deriva de aquellos perniciosos pensamientos circulares que a nada conducían.

La cuestión fue que la acción-termita de grupos contrarios a la N.D.O (Nueva Democracia Organizada, con reminiscencias a olorosa naftalina), promovida por Zeta-pe-erre, y sus nuevos aliados los nacionalistas de cualquier Taifa grande , mediana o pequeña, ante los graves acontecimientos económicos mundiales, unida al desplome de las economías occidentales como ya se ha dicho, provocó el definitivo colapso de la acción de gobierno. La turbamulta, en Madrid, puso en fuga al Gobierno, Diputados, Senadores con sus asesores y altos preboste que prebosteraban y pastaban el Presupuesto del Estado Descerebrado. Luego de propalarse y propagarse la noticia, igual fue ocurriendo con los gobiernos y parlamentos de las Taifas en el Norte, Sur, Este y Oeste de Hispanistán. Y así finalmente, tenemos a Zeta-pe-erre, cohabitando con su dulce y cantarina esposa en la N.G.P.P., o nueva gruta-palacio presidencial como capitalidad del Reino en aquel agreste paraje astur, donde al igual que siglos ha, don Pelayo inició la visigótica Reconquista, ahora Zeta-pe-erre, sueña con la nueva reconquista de “su” hispánica república. (No mas reyes en “mi” Estado competencial desesclusivizado, cogitó meditabundo), .

Y fue así como aquella minúscula y sencilla caverna probablemente surgida en el paleozoico, devino en sede de la ilusoria república zapateri-erreil. El presidente, y su esposa terminaron adaptándose a la bucólica y novísima forma de vida. Consigueron subsistir comiendo frutos, setas, verduras y productos comestibles de las ubérrimas montañas astures, e incluso alguna carne de granjas no tan lejanas, cuando descendía a las praderas y lograba distraer algún inocente cordero apartado o perdido del hatajo ovino de churras o merinas. Y pasaron los dias, semanas, meses.

Y Zeta-pe-erre, seguía ía soñando con iniciar la reconquista y convertirse en un nuevo Pelayo astur-leonés redivivo. Tenía noticias en su pequeña y útil radio del MP4 que conservaba como un preciado tesoro en la que solo escuchaba las noticias que emitían las emisoras locales que lograron sobrevivir a la catástrofe. Después de algunas semanas sin gobierno, sin Estado sin poder constituido alguno, por fin había sobrevenido la República Constitucional. Pero supo que algunos grupos políticos y económicos de la derrotada partitocracia no aceptaban el nuevo orden político y se fueron reagrupando en bandas guerrilleras de tan recia tradición y raigambre hispánica. Supo que un numeroso grupo comandado por su amigo Pepe-blan y su amiga Leire-paj, se dirigían precisamente en su búsqueda pues presumían por las noticias que habían llegado de Luanco que don Zeta-pe-erre, se hallaba refugiado vivo en las escarpadas cumbres astures.

Y aquella mañana….. ¡PRESIDENTEEEEEEE! El grito resonó poderoso y su prolongado eco, llegó a los presidenciales oídos. Cauteloso, asomóse tras una roca y divisó a lo lejos, en la verde hondonada, un variopinto grupo de hombres y mujeres que en número aproximado de trescientos se aproximaban. No dudó ni un instante que aquellos eran la aguerrida hueste inicial, la punta de lanza de sus partidarios. “ los trescientos de Zeta-pe-erre”, pensó entusiasmado, dudando eufórico escoger entre Leónidas y don Pelayo como heroico personaje-tipo de las gestas que soñaba; y en las que él encarnaría al nuevo héroe.
¡Aquí, aquí estoy amigos!, gritó entusiasmado. Echó a andar presuroso bajando con cuidado las escarpadas laderas por una estrechísima senda solo de él conocida. Y en una vuelta de la vereda,… vió a un osezno, de pocos meses, -no pesaría mas de seis kilos-, tumbado y con los ojos aún cerrados. Se paró a acaricarlo compasivo sin entender como era posible encontrar allí tan pequeño y raro ejemplar. Pero de pronto…, el aterrador gruñido de mamá osa, le heló la sangre en las venas. Allí estaba el magnífico ejemplar plantígrado, hembra de oso pardo alzado sobre sus patas traseras que en rápida acometida en defensa de su territorio y de su cría alcanzo con certeros y mortales zarpazos al desventurado ejemplar humano. Sin tiempo ni posibilidad de defenderse, allí quedo caído en el suelo, destrozado, mientras la osa y su cría se alejaban. Y cuando la impetuosa hueste guiada por el grito de Zeta-pe-erre, llegó al intrincado paraje, no encontró al Pelayo que les guiara en su soñada Reconquista, si no, ¡àh ironías del destino!, al Favila herido y muerto por la hispánica, malvada y acrática osa.

Los compungidos “300 de la gloria” enterraron a su héroe y tras las fúnebres exequias, regresaron a sus cotidianos quehaceres quedando la reconquista a la espera de uno nuevo.

PATALETE

9 comentarios en “RECONQUISTA INTERRUPTA

  1. Pata, escogiste muy sabiamente el refugio de Zeta-pe-erre en las montañas astures, ya que grande experiencia es la de ese pueblo en soportar las mayores tasas de paro de Hispanistan y sin embargo como buen Don Erre que Erre seguir votando PSOE inflexiblemente. Sin embargo respecto al pueblo de refugio previo, Luanco, señalar que allí es donde veranean los pijos y mayormente pufistas de Oviedo. Zeta-pe-erre veranearía durante su juventud en Candás, donde van los proletarios y humildes gijoneses.

  2. Para gileramxr : Buen comment, me ha gustado. Escribes: “grande experiencia es la de ese pueblo en soportar las mayores tasas de paro de Hispanistan y sin embargo como buen Don Erre que Erre seguir votando PSOE inflexiblemente. “. Déjame explicarte una historia real que te permitirá en parte deshacer la paradoja, Mi abuelo nació en una casa de piedra de la impresionante sierra del Sueve, en el oriente asturiano. Era el hijo menor, el octavo hermano de la família. Al comenzar la guerra, sus cuatro hermanos mayores se implicaron en la defensa del orden establecido por la República. Tras la pronta caída de Galicia, surgieron en la Asturias rural propuestas espontáneas, muy audaces, profundamente izquierdistas, que la historiografía está, por fín, empezando a recuperar . Los hermanos de mi abuelo participaron en una de ellas. Consistió en vaciar las capillas de algunas aldeas por completo de símbolos religiosos e instalar en ellas libros, creando minibibliotecas para los aldeanos. La idea, obviamente consistía en expulsar a Dios y dar la bienvenida a la razón. Ya te digo, creo que el hecho de que Galicia cayese como lo hizo, influyó en este tipo de ataques anticlericales.Dos de los hermanos de mi abuelo fueron abatidos por las tropas franquistas, cerca de la maravillosa Gijón. Mi abuelo, Jose María, solo tenía diez años cuando la guerra acabó. El hermano mayor escapó a Francia, perseguido hasta la frontera por los raids de la aviación. El otro de los hermanos que sobrevivieron, Luis, decidió no entregarse y se fusionó con aquellas imponentes montañas del valle del Sueve, echándose a compartir la noche con lobos y gamos. Me cuentan los lugareños que la vida de los maquis fue sencilla mientras la Guardia Civil no tuvo la infraestructura adecuada para lograr éxitos reales ( sobornos a confidentes, chantajes a vecinos, tropas frescas…). Ya equipada, entrado el 48, decidió seriamente acabar con el maquis. El hermano de mi abuelo, el maqui Luis, al ser el único varón adulto de la familia que quedaba, bajaba de las montañas cada noche de verano, protegido por la oscuridad de la montaña en luna nueva , a segar el prado del valle perteneciente a la casa, para que al día siguiente su madre y mi abuelo solo tuvieran que recoger la hierba segada y llevarla al hórreo. Al amanecer, Luis, este auténtico lobo condenado de mi familia, volvía a su escondite ( un roble hueco que maravillosamente sigue en pie hoy en día!).( sigue…) ELGUILLOTINAS

  3. Un vecino lo descubrió segando una noche y lo delató. A la mañana siguiente, la patrulla de la Guardia civil se presentó en la casa preguntando por Luis. Al no obtener respuesta de mi familia, y sabiendo gracias al delator que sí estaban ayudando al maqui, el cabo de la Guardia civil ( jeje, recuerdo que mi abuelo no podía olvidar su cara y uniforme, 55 años después!! ) decidió sacar al pequeño a la parte trasera de la casa, amenazando con ejecutarlo allí mismo si su madre o alguna de las hermanas no confesaban el escondite. Entre los llantos de las mujeres, se oyeron dos disparos. Piensa que aquello es un gran valle entre dos cordilleras, por lo que debieron atronar como dos cañones. Mi bisabuela, ya rota por la muerte de dos de sus hijos, salió corriendo hacia la parte de atrás, temiendo lo peor.- ¿ Dónde está tu hijo, ramera ?, o seguiré matando a tus hijas. La mujer, ya rendida moralmente por esa mierda de guerra que destrozó familias enteras, miró a su hijo tendido boca abajo, descalzo, tapada la cabeza por una capa de la guardia civil. Le habían matado al chiquillo, Y es aquí cuando a mi abuelo, contando la historia, se le iluminaban sus preciosos ojos verdes. Para hacerle saber a la madre que no lo habían matado, movió el dedo gordo de uno de los pies. Mi bisabuela lo vió, y siguió así sin delatar el escondite de Luis. El cabo le dió una soberana paliza a mi bisabuela, enviando un mensajito a Luis, esperando que se entregase en cuanto viese el riesgo al que estaba sometiendo a la familia. Así lo hizo. Cómo os decía, mi abuelo jamás olvidó la cara y el uniforme exacto del cabo que torturó a su madre aquel día. Siempre votó socialista, al igual que sus hermanas, hijos y sobrinos. Y jamás criticó ni un ápice de la política socialista. ¿ Por qué te explico esta historia ? Porque Asturias está llena de estas historias. Hace unos dos años, cuando fuí a visitar a la familia actual, y hablando de las elecciones, mi tía me preguntó muy preocupada – ¿ ganarán los nuestros, no?. Ese “los nuestros” , como comprenderás, para ellos no son en realidad los políticos actuales, sinó sus tíos, hermanos y padres asesinados. ¿ cómo voy a decirles yo la verdad ? Que estos cerdos de mierda del PSOE están robando a mansalva. No puedo. Perdón por la batallita que he contado. Es que me ha gustado tu comentario, pero al leer la paradoja que comentas, que votan al PSOE erre que erre con 4 millones de parados, he recordado esta historia, y los ojos verdes de mi abuelo contándosela a sus nietos. Un saludo,ELGUILLOTINAS.

  4. Hilarante parábola la del Sr. Patalete con un divino y justiciero final. Descorazonadora a la vez que conmovedora la narración del amigo GUILLOTINAS, ¿que fué de Luís?, quizás es mejor no saberlo…

  5. ¿Y que queda de esa España del 36 plagada de hombres y mujeres valientes e idealistas dispuestos a sacrificarlo todo por alcanzar esos ideales?, sólo unos cuantos ancianos olvidados por sus familias en residencias-tanatorio esperando inermes un triste final que en ocasiones se hace esperar demasiado, pero mientras esperan una muerte liberadora muchos son objeto de abusos y humillaciones por parte de las "personas" que deberían cuidarlos a la vez que honrarlos y respetarlos por el sólo hecho de ser lo que son y lo que han sido. El verdadero valor de una sociedad se mide por el respeto mostrado a sus ancianos, y la nuestra, como en muchos otros aspectos, deja mucho que desear, ¿y el valor?, ¿y el idealismo?, ¿y la solidaridad?, ¿y la bravura?, ¿y la generosidad?, ¿donde están todos esos y muchos otros valores que deberían definir al ser humano?, cuando esos pocos ancianos mueran enterraremos todos esos valores con ellos y nada nos quedará, sólo una miseria moral que nos pasará factura, por que nosotros seremos tambien ancianos algún día, y tal y como estan yendo las cosas lo seremos en un país infinitamente más miserable que el de hoy, y la falta de respeto mostrada a nuestros mayores nos tocará vivirla a nosotros multiplicada por 10, así que respetad a vuestros ancianos y quizás, sólo quizás, sereis respetados cuando os toque a vosotros, que es lo menos que se puede pedir en el ocaso de la vida.

  6. El último comentario de GUILLO en el bloque de comments del artículo de MHdP se refería al último atentado etarra y terminaba así: "¿y algunos defienden que sómos algo más que homínidos?", a lo que yo añadiría: para ser más exactos los etarras pertenecen a la especie "homo neanderthalis", especie que se creía extinta, pero por lo visto algunos ejemplares han logrado sobrevivir hasta nuestros días en Euskadi, se les puede reconocer fácilmente por su voraz canibalismo, su agresiva territorialidad y, por supuesto, su RH negativo. Sólo pretendo, con esta pequeña puntualización, distinguir entre especies de homínidos, por que no todos los homínidos somos iguales.

  7. Hola gileramxr: ¿Y porqué ha de suponerse que don Zeta-pe-erre, había de veranear con los "prolet" y no con los "progre-pijos"? ¿Porque autoproclama "yo soy rojo, muy rojo"?. ¡Ja, ja, ja ! . Pues mira el dato, lo saco de su "biografía de jose luis rodriguez zapatero" de Google; (todo está en Google). Te copio y pego algunos cachos: " Estudió preescolar y EGB en el colegio Discípulas de Jesús, y bachillerato y COU en el Colegio Leonés. De niño veraneaba en Luanco o en Gijón. Tenía ya entonces una gran afición por el fútbol, y una de sus frustraciones fue el no destacar como jugador; mayores aptitudes mostró para el baloncesto. Al margen del deporte, es aficionado a la pesca de la trucha, en los ríos Porma u Órbigo, y a hacer excursiones por el monte. Es además un gran lector de literatura hispanoamericana, en particular de Jorge Luis Borges————————————————————————–…….desde 1986 ocupó un escaño, por las listas del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en el Congreso de Diputados, donde formó parte sucesivamente de las comisiones de Justicia e Interior, Constitucional, del Defensor del Pueblo y de Administraciones Públicas, en la que era portavoz de su grupo.————————————————-En 1989 fue elegido secretario provincial del PSOE en León, desplazando (matando al padre freudianamente) a su primer mentor político, Maximino Barte, gracias al apoyo de una corriente crítica;(no, no criticaban la razón práctica ni a Kant, je, je…) en aquella escaramuza ( maniobra trapacera y puñalada trapera) evidenció ya la ambición, la capacidad para sumar apoyos heterogéneos, (rectum= la falta de escrúpulos éticos), la confianza en las posibilidades propias y la habilidad de maniobra (saltar semáforos en rojo, dar marcha atrás y volantazos a derecha e izquierda; todo por la patria, digo por el voto), que lo llevarían más tarde a la cúpula nacional del PSOE. (¡Eso si que es un carrerón, 26 años y diputato!. Claro que la Leire ha sido aún mas precoz). lo escrito entre paréntesis no me consta eh, que esté en la biografía. Saludos.

  8. GUILLOTINAS, me quito el sombrero ante la explicación que me das y la entiendo. Pero lo triste es que la juventud asturiana, que de esas historias no sabe una mierda (yo me incluyo, no soy un cínico), pero si que sabe de "vota PSOE, derecha mala".El mismo fin de semana de las últimas elecciones europeas, viajaba yo con una antigua compañera de clase desde Madrid hasta Gijón. Yo iba a votar, y ella iba a ver a sus padres pues había venido de EEUU una semana para verlos. Hablando con ella me explicó que al terminar su carrera universitaria estuvo durante casi un año buscando trabajo, tiempo durante el cual lo único que encontró fue trabajar de dependienta en una panadería. Posteriormente y en el colmo de las suertes terminó en El Corte Inglés, y después de comprobar las perpectivas profesionales que le quedaban, decidió hacer las maletas e irse a Madrid. De ahí el salto a EEUU.Y fue entonces cuando aproveché a preguntarte a quien pensaba votar, ¿y qué me contestó?¡por supuesto!"Al PSOE, ¿como alguien va a votar al PP si es el que jode al trabajador?"No encuentro explicación más racional que pensar que el aire que viene del norte con salitre del Cantábrico, y las montañas por la parte de León que impiden que siga su corriente natural hacia el sur, se acumula en la región y produce algún efecto de retraso mental sobre el electorado cuyos daños son irreparables así se abandone su exposición.

  9. PATA, ¿viste como veraneaba en Gijón? Ya decía yo que nuestro inefable Zeta-pe-erre debió de ser grandemente influido por los honrados, buenos pagadores y siempre dispuestos proletarios gijoneses.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: