CRISIS Y PANDEMIA

Sobre un nivel máximo de 6 grados, la crisis económica y la alerta de pandemia gripal se sitúan a la par en el 5. Qué oportuna coincidencia. Es preferible empobrecerse que morir, aunque el pánico a verse arruinado o sin prestigio social empuje al
suicido de la vanidad extrema. La mascarilla oculta estos días, incluso en la calle, los rostros de la pobreza, como el miedo a lo inmediato difumina el temor a lo por venir. La respiración de un aire universalmente infectado de virus es aún más igualitario, y por ende más aceptable, que una depresión global de la economía, donde el daño de las quiebras empresariales, o la disminución de la riqueza en los ricos, no es material ni moralmente equiparable al desesperado sufrimiento de los pobres en paro. No estamos diciendo que esa coincidencia de dos temores desiguales haya sido planificada ni provocada. Solo decimos que está siendo muy bien presentada al público, por los gobernadores de los asuntos mundiales, para que pueda ser explotada a fondo por los gobiernos nacionales cuando, a finales de otoño, la depresión de la economía y la expansión de la gripe encierren en sus hogares, y en sus casillas mentales, a una buena parte de la población planetaria.

Ha sido llamativa la rapidez en el anuncio al público de la pandemia, en contraste con la tardanza gubernamental en reconocer la existencia y la gravedad de la crisis depresiva de la acción económica. Buena percha para los amantes de las teorías conspiratorias. Pero no hay necesidad de ellas para quienes conocen la lógica de la convergencia espontánea de los decididores de información pública. Así como filósofos de la ciencia, como Popper y Carnap, desarrollaron una lógica de los descubrimientos científicos para reducir la importancia decisiva o única del azar, también la información pública en asuntos que afectan a la salud, aunque provengan inicialmente del azar, está previamente filtrada, y dada a los canales de circulación de noticias, por los directores de los organismos internacionales y nacionales, según reglas inflexibles de la conducta unánime de los poderosos. Si la noticia proporciona mayor importancia y crédito al centro responsable a donde llega, se pone en circulación inmediatamente. Si lo perjudica, o lo hace responsable del acontecimiento, como suele suceder en materia de política económica, la retrasa y la dulcifica. Los gobernantes españoles, habituados a no admitir otra realidad que la oficial creada por ellos, son reacios a reconocer realidades que los contraríen. Zapatero sólo se distingue de sus colegas por el empecinamiento en negar las evidencias.

ANTONIO GARCÍA-TREVIJANO
Diario de la República

9 comentarios en “CRISIS Y PANDEMIA

  1. Pues es una lástima que no lo esté diciendo, Sr. Trevijano. Que no denuncie la planificación de la coincidencia.Pero Trini es un peón de Bilderberg, y acaban de nombrarla días antes Ministra de Sanidad.Y se han hecho prácticas sobre pandemias días antes de que sucediera.¿Cómo ve usted eso?¿Tampoco la Transición fue planificada ni provocada? ¿O fue todo lógico producto de la convergencia espontánea de los decididores de información pública?Ahí no ha querido usted mojarse, señor.

  2. Este es el escritor que escribe al lado de la lumbre de sus recuerdos y solo es empujado por ensoñaciones previa liba de rancio nectar de deseos inalcanzados.Pobre espiritu insosegable, rodeado de polvo engañoso, que no oro sino mordeduras digeridas de polilla bimilenaria.Su sino es no lograr nada.

  3. Señor Trevijano, sólo una pregunta, porque muchos lo comentan y no me gusta haber de creer o no en lo que se puede averiguar de primera mano: ¿Es usted masón? ¿Sí o no?

  4. Lectores de Ácratas:ANTONIO GARCÍA-TREVIJANO no contestará en este diario Ácratas. Cualquiera que quiera puede preguntarle en su Diario de la República Constitucional, que es de donde procede el artículo publicado. Y a donde puede llegar cualquier interesado mediante el hiperlink al pie del artículo, que está bajo la firma. Salud.

  5. Trevijano dice que el Poder simplemente aprovecha la situación para ocultar el rostro de la pobreza. Y yo digo que es lógico sospechar que el Poder ha hecho algo más que simplemente aprovecharse. Los virus no mutan así como así, con al frecuencia de estas últimas décadas: la política de los Estados terroristas no debe dejar de denunciarse empleando un lenguaje que se queda a medio camino de la denuncia. Desde hace siglos, los Estados se valen de estrategias terroristas (1) para mantener el orden vigente. Y todo indica que ésta es una de esas estrategias.(1) Fue a finales del XVIII cuando apareció el término "terrorista", que aludía a la política de terror de las élites que controlaban el Estado. Que no se salgan con la suya imponiendo el pensamiento único también en el uso del lenguaje.

  6. Joder ese Mess que lameculos

  7. Lo de el diario de Trevijano es terrorífico,los tíos tienen una crisis como la de Prisa.No entra ni Dios; y mira que Cacho les ha puesto en la portada del Confi.Mejor te ponía a ti, Mess.

  8. Mess, este blog se nos queda pequeño.

  9. Castuera: Entiendo tu quemazón con Trevijano, pero no pretendas que estemos todos quemados. Yo no me he peleado con él como tú, sino que nos respetamos mutuamente. ¿Vale?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: