ESTADOS EN CRISIS Y CRISIS DE ESTADO

Me he vuelto loco leyendo artículos e informes sobre la crisis financiera internacional. Los datos que los distintos analistas, todos ellos de gran prestigio, coinciden en lo mismo: crisis de confianza, caída del consumo, recesión en la economía real – como si la economía financiera no fuera tan real como la vida misma – problemas de desregulación de los mercados, etc.; y lo peor, nos dicen, está por llegar; y peor aún, nos cuentan algunos, es que no hay soluciones a la vista; y lo que es todavía mucho peor, las soluciones que se han puesto en marcha en lugar de resolver algo nos hundirán más en la crisis, en la recesión.

Los gobiernos han decidido inyectar ingentes cantidades de dinero en el mercado, rebajar los tipos de interés hasta casi hacerles desaparecer, y poner en manos de las entidades bancarias los recursos económicos que serían necesarios para restablecer el orden financiero – como si el orden fuera dinero – la fluidez de las economías, la confianza.

Pero las fábricas siguen cerrando, los negocios se evaporan, las ventas caen, el desempleo aumenta y el consumo sigue disminuyendo mientras los bancos restringen el crédito.

He leído sobre los aspectos psicológicos y monetarios, me he interesado en asuntos de mercado y he dado un repaso a todo aquello que me pudiera hacer entender lo que nos está pasando; mucho me temo que he alcanzado un cierto grado de quijotismo, exceso de lectura que desvía mi atención de la realidad, lo de siempre.

No ha fallado el mercado, eso es mentira, pues el mercado lo organizan los estados y el comercio lo hacemos los particulares. Los que han fallado han sido los estados permitiendo que el comercio suplante a los mercados. Han fallado los neoliberales que piensan que todo lo que podamos hacer los particulares que no lo haga el Estado confundiendo comercio y mercado, y a base de machacar con esa doctrina se han cargado una de las esencias del Estado, garantizar la libertad y la transparencia de los mercados para que se pueda realizar un comercio limpio y honesto. La otra parte esencial del Estado, la del monopolio de la fuerza, también la han privatizando hasta el extremo de llevar compañías privadas a combatir en la guerra de Iraq camufladas como empresas de seguridad.

Ya no se trata de dar más dinero a los bancos o de insuflar fondos a la economía, sino de restablecer los fundamentos del Estado en todos los estados; esa combinación de controles y equilibrios entre los poderes, libertad política de los ciudadanos, libertades civiles y derechos humanos que hacen que las practicas de buen gobierno sean una constante y no la excepción, que es lo que crea confianza.

Pero me temo que al socaire de la situación de desorden y desconfianza algunos querrán prepararnos el futuro con grandes dosis de estado. Del no estado o estado residual del neoliberalismo, al estado totalitario en todas sus variantes y coloraturas. Una nueva y oportunista conjura contra la libertad de la que solo los repúblicos estamos avisados. De la crisis del poco Estado a la crisis del Estado total, los excesos siempre se pagan. Es el atávico efecto pendular de la historia que avanzando hacia la libertad dos milímetros retrocede dos kilómetros.

JOSÉ MARÍA DE LA RED MANTILLA

16 comentarios en “ESTADOS EN CRISIS Y CRISIS DE ESTADO

  1. Totalmente de acuerdo contigo: no hay como crear un problema para proponer una solución, barriendo para casa, claro. Los excesos se pagan, solo que los excesos de unos pocos los van a pagar muchos, los de siempre.

  2. O sea, que el Mercado no falla.Jose Mª de la Red nos introduce en su máquina del tiempo y nos lleva al siglo XVIII, a casa de su amigo Jean Baptiste Say.Y se olvida de un montón de páginas escritas después. Por Sismondi, Ricardo, Gray, Stuart Mill (el hijo de James)… por el mismo Fichte (“Estado comercial cerrado”), por Marx, Kautsky, Rosa Luxemburgo, Veblen, Keynes, Joan Robinson, Schumpeter, Sweezy… Y hasta se olvida de Adam Smith cuando reconocía la entelequia del Mercado al que acuden "esa clase de hombres… que tienen generalmente un interés en engañar e incluso oprimir a la comunidad, y que de hecho la han engañado y oprimido en numerosas oportunidades".Jose Mª, ¿a qué Plan de estudios perteneces?¡ Vaya empanada mental ¡

  3. Los miembros del MCRC reciben las peores críticas de nuestros anónimos. ¿Por qué no firmarán Psónimos?¡JAJAJAJAJAJAJA…! ¡Ay, que me descojonoooooooo! ¡Me ha salido un chiste! ¡JAJAJAJAJAJA…!

  4. Descojonado Felix:Soy el comentarista anterior a quien dirijes tus carcajadas.Presiento una posible paranoia en quien ve "Psoistas" en cualquier disidente de una opinión. Cuidate. En caso de no ser así, permíteme que suponga (con la expresión italiana) que te “manca finezza”.Te aseguro que en todo el espectro de partidos de nuestra Monarquía, sólo encuentro a una panda de golfos que siempre han procurado sacar tajada de la situación. No pertenezco a ningún partido, no voto en las elecciones y me considero republicano. Se podría concluir provisionalmente, por tanto, que no soy ningún submarino de nadie. Tan sólo me anima la honradez científica.

  5. Yo estoy de acuerdo con anónimo en la crítica a De La Red. Ahora leo lo de la "Honradez Científica", bueno, de auroroa boreal.

  6. Insisto, de auroroa boreal, que lo de aurora se queda corto.

  7. A propósito de su comentario sobre la privatización de la fuerza militar,recomiendo a los lectores un libro que se ha publicado en español sólo hace unos meses: "Blackwater, el auge del ejército mercenario más poderoso del mundo" de Jeremy Scahill (Editorial Paidós). Los mercenarios siempre han existido, pero lo novedoso es que ahora los soldados de fortuna ya no son contratados -y controlados- por el poder político que arrienda sus servicios, sino que estos sirven a una empresa privada que exige 'impunidad' para sus actuaciones en el momento de cerrar un contrato. Scahill -que ha sido reportero en Iraq- ha recogido las denuncias de militares estadounidenses que se quejaban de los desafueros de los mercenarios de Blackwater en Iraq, de los problemas que crean y de su rebeldía a obedecer las órdenes de los mandos militares porque ellos sólo obedecen las directrices que les llegan de su empresa. Scahill también ha denunciado como los generales han sido desplazados de los puestos claves del Pentágono para ser sustituidos por ejecutivos de compañías armamentísticas y de 'seguridad', que tienen una visión de las operaciones militares no geoestratégica, sino puramente mercantilista. La corrupción asoma en el hecho de que estas empresas cuentan en sus cuadros directivos con hombres ligados a la política, lo cual permite intuir que en la privatización de la actividad militar (y en el desvío de ingentes cantidades de dinero público hacia estas empresas) se mueven sustanciosas comisiones que engordan los bolsillos de la casta política y de los altos ejecutivos a un tiempo.Empresas como Blackwater o Halliburton (de la que fue presidente Dick Cheney)cuentan con bases militares para el adiestramiento de sus mercenarios que no tienen nada que envidiar ni en tamaño ni en equipamiento a las de cualquier ejército occidental.Con todo, el aspecto más inquietante de las compañías de 'seguridad' es su salto al mundo de la información y la inteligencia. La idea de que estos servicios (tan ocultos como omnipresentes en el desenvolvimiento actual de los asuntos políticos, militares y financieros), la idea, digo, de que tales servicios están ligados exclusivamente a un Estado -a sus cloacas, por usar la terminología felipista-, ha pasado ya a mejor vida. Ahora lo que hay son 'comunidades de información e inteligencia', algunas ligadas al Estado y algunas bajo el paragüas de compañías privadas. Lo que se sabe de la 'división de inteligencia' de Blackwater vale -en menor escala- para las demás. Estas compañías acuden con la chequera cada vez que en los aparatos del Estado hay un 'cambio de tortilla', como decía Pérez Galdós.Fichan así a los espías a quienes un cambio político, o una depuración interna, o un cese por cualquier razón, ha dejado sin poder y/o sin trabajo. Naturalmente, estos tipos se van a las comunidades de inteligencia privadas con todas las malas artes y todos los secretos que han aprendido o conocido durante el tiempo que estuvieron en un servicio del Estado. Y a menudo se llevan también sus ganas de vengarse de este o aquel fulano que les quitó el poder o los hizo caer en desgracia. Imagínese, por tanto, la capacidad de chantaje o de interferencia en los procesos políticos que se acumula así en manos de estas compañías, a las que -por otra parte- no hay ninguna forma de controlar. Perdón por la extensión.Hipólita

  8. Hipólita,esto de nuevo tiene poco.Francis Drake y sus muchachos eran los Blackwater de la reina Elisabeth en el siglo XVI.

  9. Ya he dicho que lo de los mercenarios no es nuevo. Lo que es nuevo es que en vez de estar al servicio de una reina o rey cualquiera, ahora trabajan para empresas capaces de convertirse en estados dentro de los Estados, de exigir a los Estados impunidad para sus contratistas y de condicionar la política de gobiernos gracias a la corrupción y al manejo de información sensible. Eso sí es nuevo. Y muy peligroso, además.Hipólita

  10. es la 1ª vez que entro en esta web, y encuentro refrescante encontrar articulistas que se salen del mainstream. Sin embargo, no alcanzo a entender qué sois: ¿republicanos? ¿anarquistas? ¿librepensantes?Leyendo este artículo la esencia parece ser que todo el chiringuito se ha ido al carajo por falta de control estatal y que ahora el péndulo se va al otro lado. ¿Qué postura apoyáis? ¿en medio virtus? no me parece que sea una postura muy ´"acrata"… más bien se parece sospechosamente a lo que decía McCain con el tema de los casinos…Trabajo en una multinacional americana y esto que está pasando en España pasa en todo el mundo civilizado ("inundemos todos los países de miles de millones €"). Lo curioso es que nuestra empresa – y entiendo que todas las grandes empresas multinacionales – ya vieron venir desde hace 2-3 años que la "vomitera normativa" que se nos venía encima de las administraciones iban a ser bestiales. ¿consecuencia de la globalización?En fin seguid así…

  11. .

    Gracias, anónimo. Es un consuelo ver que hay gente como tú en España.Nosotros somos republicanos constitucionalistas. Pero, mientras eso no llegue, no participaremos de este Régimen monárquico cocotero corrupto.Mientras llega la República Constitucional nos mantendremos en la acracia más absoluta, rebelándonos contra el Régimen Cocotero mediante el libre pensamiento, la abstención electoral y la objeción de conciencia fiscal.Salud.

  12. Eso de la abstención fiscal me gusta, pero no sé cómo vamos a hacerlo. Si se refiere a no pagar impuestos, eso es imposible con las leyes actuales. Si se refiere a escaquear cuanto se pueda, eso ya lo hacemos todos los españoles, siempre que podemos, todos somos objetores. Un día espero que Mess nos lo aclare.¡Viva la III Reública Constitucional Española! O en su defecto: ¡Viva la Acracia!

  13. Antes en la cabezera de la pagina tenían puesta una de sus aspiraciones, aparte de la república constitucional:la nacionalización del sistema financiero, y con esto no creo que defiendan políticas al estilo mccain, precisamente las critican.

  14. Bueno, en mi modesta opinión "la crisis" como tal no viene de un solo factor sino de varios.Desde hace años se ha hecho creer a la clase media que la mejor inversión a sus ahorrillos era el ladrillo y lo que les faltaba se lo prestaba el banco a bajísimos tipos de interés variable sin explicarles lo que siginifica la palabra variable ni que esa variación estaba indiciada a un indicador el EURIBOR que es manipulable por la gran banca a su antojo como se está demostrando..Pues bien, desde hace dos años aproximadamente me venía preguntando el por qué el BCE iba subiendo paulativamente los tipos oficiales del dinero y en consecuencia el EURIBOR subía al mismo ritmo cuando esa medida teoricamente se emplea para "enfriar" una economía ante tensiones inflacionistas y en esos momentos la inflación de la zona euro estaba mas que controlada..y llegué a la conclusión de que esa medida del BCE sin sentido solo servía para enrriquecer a los bancos que estos años presentaban unos resultados escandalosos mientras se empobrecía paulatinamente a la clase media…Despues descubrimos que aunque los bancos presentaban esos resultados extraordinarios seguían manteniendo como activos en sus balances unos productos sin valor pero altamente rentables que son las famosas "subpimes" asi que concluyo que la maniobra era en primer lugar sanera sus cuentas sin saltar el escandalo a costa de la clase media y con la complicidad del BCE..Pues bien, ese sistema maquiavelico al final mató la gallina de los huevos de oro ya que apretaron tanto a la clase media que lograron paralizar el consumo y incluso muchos ya no pudieron pagar su hipoteca..Resultado para la banca..muchos créditos cambiados por ladrillos que ya comienzan a valer menos de lo que prestaron, despues el pánico tanto de la banca como de los ciudadanos paralización total del consumo por efecto de la histeria y del real menor poder adquistivo y paralización del crédito de los bancos lo que aparentemente lleva a un callejón sin salida..pero solo aparente..ya que si la principal misión de los estados es el bienestar de sus ciudadanos en vez de prestar el dinero a la banca para sanear sus cuentas lo hubieran puesto al servicio de los ciudadanos y las empresas directamente a través del ICO la cosa cambiaría radicalmente y el consumo y la inversión se reactivaría inmediatamente.Pero claro, los ciudadanos segun parece no contamos, nosotros no financiamos las campañas electorales, solo votamos cada 4 años a quien nos ponen en las listas, despues al futbol amigos que asi se nos quitan malas ideas de la cabeza!!

  15. Actualmente se están nacionalizando los bancos en quiebra o que están a punto de quebrar. La colectividad se hace cargo, por tanto, de las pérdidas. Urge la nacionalización no exclusivamente de los bancos al borde de la quiebra o que ya quebraron, sino de sectores clave.Se necesita controlar la circulación monetaria y financiera en el mundo, para controlar los flujos de capitales que no tienen nada que ver con la economía real, las necesidades de la economía productiva y del comercio de mercancías.Deben crearse polos bancarios públicos europeos y, en caso de que no sea posible, crearlos a nivel nacional. Eso protegería a los ahorradores, acabaría con la especulación y pondría a los bancos al servicio de la economía real. Por el contrario, un plan de rescate como el estadounidense, corresponde a otra lógica: hacer pagar al contribuyente el comportamiento errático de la finanza. Es más, ese plan alimentará la especulación financiera porque se emitirán al mercado bonos del Tesoro estadounidense. El plan estadounidense es tan ineficaz como realizar una transfusión de sangre masiva a una persona que sufre una grave hemorragia interna.(Stiglitz y otros.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: