MARQUÉS CONSORTE

Sin lugar a dudas, uno de los españoles más admirados (también por los oportunistas, pancistas y especuladores del Reino Cocotero), es Don Emilo Botín Sanz de Sautuola y García de los Ríos, Presidente del Banco de Santander y Marqués Consorte de O’Shea. Como la historia de su vida es edificante, vamos a contar algo de ella para ejemplo de los jovencitos españoles, siempre necesitados de modelos a seguir, hijos como son de sus circunstancias y de sus padres, sin otro destino que llegar a ser y comportarse como nulidades humanas, a fuer de ver concursos en la televisión y perder el tiempo con los videojuegos.
Pues bien: Hubo una vez un tal José María Botín, nacido en Cádiz, que ocupó cargo de médico de la Real Armada y del Tercio de Marina de la ciudad de Santander, adonde llegó en el primer cuarto del siglo XIX. Se casó bien, con María Petra Aguirre Laurencín —que era ya viuda de Ramón López Dóriga y Vial—, con la que tuvo algunos hijos. Uno de ellos, Emilio Botín Aguirre, se casó con Elena López Cevallos; y otro de ellos, de nombre Rafael, fue nombrado director gerente del Banco de Santander en 1895, lo que constituyó el desembarco del apellido en la entidad. El hijo, Emilio Botín Aguirre llegó a la Presidencia del Banco de Santander en el año 1909.

Un hijo suyo, tras feliz matrimonio con María Sanz Sautuola, tuvo varios hijos, uno de los cuales, Emilio Botín Sanz, nacido el primero de octubre de 1934, ingresó en 1958 en el Banco Santander. Desempeñó en la crediticia entidad diversos cargos hasta ser nombrado en 1964 director general, y más tarde, en 1986, Presidente. Un carrerón… Pero es que Emilo había sido educado por los jesuitas en Gijón; y luego había estudiado Derecho en la Universidad de Valladolid y Economía en la Universidad de Deusto, en Bilbao. (¿Has pensado en ser jesuita? Si has pensado que te gustaría abrir tus manos para… dar, siguiendo el ejemplo de Jesús y vaciar tus manos del deseo de poseer, como Jesús, a quienes se acerquen a ti: pobres, enfermos, inmigrantes, marginados… etc, etc, etc. O sea: Deusto).

Emilio se casó con Paloma O’Shea Artiñano, una auténtica dama, de los O’Shea de toda la vida. No es que estos O’Shea no tengan sus ovejitas negras, que recordamos que Iñaki O’Shea Artiñano (también educado en los Jesuítas, de los que también se dice que eran capaces de tirarse en paracaídas con una metralleta en la mano, no sé yo si creerlo) fue uno de los 46 condenados por la Audiencia Nacional en el caso de la «trama civil de ETA”. Pero los O’Shea son de esas fortunas que se fraguaron en torno a la banca, sobre todo a partir de la Ley de Banca de 1855.

Emilio ha tenido algunos encontronazos con la Justicia, siempre estrecha de mentalidad y poco proclive a la ingeniería financiera. Unos atrasados, vamos. El primero que se le conoce fue el “Caso de las Jubilaciones”, ocurrido cuando la fusión del Santander con el Banco central Hispano, tras conocerse que Amusátegui y Corcóstegui cobraron sendas indemnizaciones de 43,7 y 108 millones de euros, respectivamente, al abandonar la entidad entre 2001 y 2002. Las últimas noticias hablan de su absolución.

En 2006 se admitió una querella por «apropiación indebida, administración desleal, falsedad en documento mercantil, negativa a socio del derecho de información y cohecho» contra Emilio Botín, y su hermano Jaime, acusados de haber adquirido en el año 1999 el 45 por ciento de Aguas de Fuensanta, empresa ligada a la familia Rato. Emilio Botín no sabe de ese asunto.

Pero el caso más importante, con diferencia, ocurrió antes:

Unas confusas, por no decir opacas, operaciones de cesión de créditos del Santander al Banesto sin practicar las debidas retenciones de impuestos, llevaron a la Fiscalía Anti-Corrupción a investigar al banco y a imputar un delito fiscal a Emilio Botín. Por suerte para el prócer, el Poder Judicial español estaba ya secuestrado por el Poder Ejecutivo a través del Legislativo, en tiempos de Felipe González Márquez —que fue aquel Presidente que osó patrocinar el terrorismo de Estado—; de modo que Teresita Fernández de la Vega —hoy Vicepresidenta del Gobierno más incompetente del que se haya tenido jamás noticia en España, entonces Secretaria de Estado de Justicia— retiró al Fiscal de la causa y sentó jurisprudencia: sin fiscal, no hay caso perseguible. Fue un escandalazo en el mundillo judicial, pero permitió que Emilio saliera indemne del procedimiento. De todos modos, por una minucia con ésa (45.000 operaciones con cesiones de crédito y captó unos 400.000 millones de pesetas, 2.400 millones de euros), jamás hubiera ocupado una celda en El Dueso, la cárcel más masificada de España, que está en Santander.

Hoy, como digo, se ha deshecho el entuerto, y una de sus hijas, Ana Patricia Botín Sanz de Sautuola y O’ Shea, ocupa la Presidencia del Banesto, un banco que Emilio adquirió en subasta pública (¡En subasta pública!) tras las crisis de los primeros 90 y la puesta a buen recaudo carcelario de Mario Conde —Doctor Honoris Causa en la Complutense—, no tanto por ladrón, que también, como por advenedizo y por usar exceso de brillantina en los cócteles de la beautiful people sin permiso de las familias bien (recordemos que, en 1994, el juez García-Castellón lo metió en la cárcel por estafa de 7.000 millones de ptas, a pesar de que aseguraba haber pagado a dirigentes socialistas comisiones por total de 600.000 millones de ptas; en 1997, la Audiencia le condenó a seis años de cárcel por el Caso Argentia; y en 2000, a diez años de prisión por el Caso Banesto. El caso es que Conde fue a la cárcel y Botín nunca irá. Claro que Conde estudió en los Maristas, no en los Jesuítas.

Finalmente, como a todos los grandes hombres de la Historia española —Primer Banquero de España y Octavo del Mundo—, le ha llegado otro reconocimiento nacional, a través de su esposa, a don Emilio: Paloma O’Shea, una de las mayores fortunas de España, acaba de ser nombrada primera Marquesa de O’Shea de la Cocotera Monarquía Española. Ese título se lo inventó, lo creó especialmente para ella, Juan Carlos I, Rey de España, por decreto de 12 de julio de 2008, en el que explica que se lo concede por su «generosa contribución a la promoción de la cultura musical en España, mediante la puesta en práctica de brillantes iniciativas de mecenazgo, que la hacen merecedora de ser distinguida de manera especial, por lo que, queriendo demostrarle el Real aprecio, Vengo en otorgarle el título de Marquesa de O’Shea, para sí y sus sucesores, de acuerdo con la legislación nobiliaria española». O sea, que Emilio es, desde hace un par de meses, Marqués consorte de O’Shea… Rico, famoso , blindado ante la Justicia —o eso apunta jocoso El Confidencial— y noble de España.

¿Qué? ¿Es ejemplar don Emilio? ¿Sí o no?

NOTA: El escudo de armas es el de la Casa irlandesa O’Shea, una de las antiguas familias autóctonas llamadas Milesian, del condado de Limerick, establecida luego en la ciudad de Kilkenny en el siglo XIV, donde sus miembros hicieron parte de la oligarquía gobernante hasta fines del Medio Evo. La rama española desciende de John O’Shea, hijo quinto de Sir Richard O’Shee, de Kilkenny, + 1608, cuyo quinto nieto William O’Shea se estableció en España con sucesión. Hermano suyo Henry O’Shea fue padre de Guillermo O’Shea, duque consorte de Sanlúcar la Mayor.

14 comentarios en “MARQUÉS CONSORTE

  1. ¡Magnífico Mess!. Una proposición nada deshonesta: abrir una sección que podrías titular, VIDAS EJEMPLARES: "El Marquesito Consorte", "El Mario menos Conde", "El Rey que no rabió"…etc, y contar sus ejemplares biografías cortas y sustanciosas. Pues no sabía que don Botín fuera el consorte de la dulce Paloma, cuyos méritos la hacen ser la mejor marquesa de todas las marquesas de cualquiera de las Marcas hispánicas . Y una pregunta ¿Cuando sea mayor y reúna méritos suficientes, ¿que debo hacer para que me nombren Duque (nada de Marcas ni Condados, Ducados) de Patalete? Ah, y no me mandes al estanco, que yo no fumo.

  2. Pues a mi se me escapa el significado real o simbólico de su post. ¿Qué tiene de extraño que en una familia de banqueros los hijos también sean banqueros? Sobre las cesiones de crédito. Todos los bancos disponían- hasta bien entrado los años ochenta- de instrumentos financieros para rentabilizar, por debajo de los tipos reales, eso sí, el dinero negro y la liquidez de las empresas. Cuando se cerró el grifo fiscal por nuestra entrada en la CEE se fueron deshaciendo poco a poco esos productos y el único que mantuvo esa posibilidad fue el Santander, creando al efecto las famosas cesiones de crédito. El producto era ilegal y opaco fiscalmente. El poder político y los jueces acudieron en su ayuda y absolvieron a Botín, principal imputado del caso.Hay que hacer notar que el Santander es un banco que se ha distinguido por moverse en sus operaciones financieras, unas veces acertando y otras no. La crisis puntocom le afectó duramente mientras que ahora la crisis inmobiliaria le ha salvado al haberse desprendido de casi todos sus inmuebles e hipotecas. Va bien, en cuanto pueda me registraré para poder tener un nombre en este foro. Saludos.

  3. Un pájaro de cuenta bien casado, me parece a mí.Veo muy útil conocer los milagros de ciertos personajes que son cruciales para la vida de los españoles.Salud y República Constitucional.

  4. Cómo os estáis hinchando hoy a visitas!! Ácratas marcando paquete

  5. ¡Ay la Conpañia de Jesús! No hay en el mundo un modelo de organización, sabiduría, reglamento interno, disciplina y comunidad de intereses que la superen.Hasta en mis tiempos de militante marxista pensaba, que antes que ser Secretario General del PSUC deseaba ser General de la Compañía.¡¡Menos mal que me queda la Abadía de Marchena.!!

  6. Este hombre, sin tanto cambio de apellido se llamaría EMILIO BOTIN SANZ.Saludos de Eluterio

  7. ¡Cuánta razón tienes, Eluterio! Imagímate que yo mismo me empalmase, en el mejor sentido, los apellidos has ta la tercera generación:Mariano García de Pérez-Rodríguez y Martínez de Gómez, Vizconde de Romerales-Cigales y Humedales de la Codorniz.¡Cómo mola! Mucho más que Mariano García Martínez…

  8. putos parásitos, financiadores de dictadores y otras malas hierbas zapaterianas. El botín se merece una guillotina con horma hecha expresamente para su cuello.

  9. Queridos amigos, hoy ácratas, a través de su sucursal, Demos, tiene el gusto de recordarles a ustedes y en especial al inculto y lameculos Zapatero , que ayer dia 21 se conmemoró la muerte del Almirante Churruca en la Batalla de Trafalgar, estando la flota al mando, precisamente, de un almirante francés. Cosas de la vida. Por eso queremos regalaros a los lectores de acratas los Episodios Nacionales, completos, de Benito Peréz Galdos, que podeis descargar al final de articulo titulado: En Memoria de Churruca, en http://acratas.mihost.info/Prometheo/Esperamos que os gusten.

  10. ¿Un marquesado por dedicarse a la música? Yo vendo tuberías desde hace 15 años. Me pido el Marquesado del Tubo. ¡Venga, Juancar!

  11. El senyor Botín és ric des de sempre, per família, això dieu. Doncs molt bé!Que han fet marquesa a la seva dona? Doncs moltbé! Que ha tingut lleus problemes amb la Justícia? Doncs mol bé! No veig cap crítica a l'article que no sigui el reflex d'enveja mal païda!

  12. Muy buenos los enlaces. Está claro que eso de ser el primer banquero de España y octaavo del mundo no es cosa fácil.

  13. Estais locos.Es un pesonaje muy rencoroso.Cuidado.

  14. Sublime. A medida que los medios de papel no higiénico (no, no es higiénico su uso en la sacra cámara) caen en picado por sus mentiras continuas, Ácratas brilla cada vez más. Mi más sincera enhorabuena. ¡¡Os salís!!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: