LA CATALUÑA DEL JOVEN HITLER


¿No les resulta familiar el dibujito de arriba? ¿Quizá el buen catalán, ahorrador y creador de riqueza, atracado a mano armada por un gobierno de parasitarios charnegos, hablantes de catalán en la intimidad y amigos de lo ajeno que encima muerden la mano que les da de comer? ¿Por qué será que todos los nacionalismos de ayer y de hoy tienen tan poca imaginación y acaban por usar la misma burda manipulación maníquea? 100 años separan este dibujito propaganda del Alldeutsche Partei, de la Viena del emperador Francisco José, de las proclamas de un Carod-Rovira o de los políticos de un gobierno nacionalista socialista catalán; lo mismo se podría aplicar al gobierno vasco. El chivo expiatorio y los enemigos exterior e interior, son temas tan manoseados y recurrentes en la vieja Europa guerrera, que asombra que en España tengan el prestigio y el éxito electoral que tienen. ¿Será que, como siempre, estamos copiando con retraso lo que media Europa vivió a principios de siglo y que acabó en dos guerras mundiales?

Tomemos el caso de Barcelona, una Babilonia del mediterráneo en apariencia, adornada de cultura y arte que se admira en todo el mundo, y, sin embargo, con un extremo sentir nacionalista que parece negar todo eso. No era tan diferente de la otra Babilonia centroeuropea, la Viena que transformó al joven Adolfito en el político pangermanista Hitler. Detrás de las candilejas que mostraban con orgullo a Freud, Klimt, Wittgenstein y Mahler, no poco charnegos judios como se ve, estaba el monstruo nacionalista que los acabó por devorar, y que alimentó con su leche al futuro dictador. El secesionista Alldeutsche Partei del Ampurdán vienés, del que el joven Hitler copió svástica, irracionalismo y un enorme odio contra los enemigos imaginarios y despreciados como Untermenschen, que provocaría la destrucción de Europa.

5 comentarios en “LA CATALUÑA DEL JOVEN HITLER

  1. Hola Pepe: Soy javier. Estupendísimo articulo, vive Dios,. Enhorabuena. Un saludo.

  2. Impresionante paralelismo, Pepe. Se me han puesto los pelos del culo como púas de erizo.Salud.

  3. Pretender que todos los nacionalismos conducen de forma necesaria al genocidio es tan demagógico como pretender que toda posición de izquierdas conduce al totalitarismo, o que todo liberalismo conduce al tipo de mundo que describió Engels en "Las condiciones de la clase obrera en Inglaterra" o al colonialismo (un sistema que no fue montado por los nazis, sino por Inglaterra, la patria del capital). El contenido ideológico del nacionalismo es lo que decide sobre su destino y efectos y existen tantos nacionalismos como ideologías, nacionalismos de derechas, de izquierdas, étnicos, lingüísticos y hasta nacionalismos liberales. El nacionalismo francés, con las armas de Napoleón en la mano, difundió los ideales y el derecho moderno por toda Europa. Es decir, las libertades cuya supervivencia tanto os inquieta fueron defendidas a sangre y fuego por nacionalistas frente a los ejércitos dinásticos de la reacción. Existió, en definitiva, un nacionalismo "progresivo", para decirlo brevemente. Por tanto, este artículo, en la medida en que intenta reducir nacionalismo catalán a pujolismo y pujolismo a nazismo, es pura demagogia lerrouxista. El carácter corrupto del nacionalismo catalán no le viene de su componente ideológica nacionalista, sino del elemento liberal que esconde detrás. La nación es la excusa para los negocios. La nación se reduce al final a pura oligarquía, es decir, a dinero, a capitalismo, eso que tanto defendéis aquí aunque empleando la palabra "libertad" para legitimarlo. Estamos ante una auténtica impostura. Y claro, como siempre, Missageinout se limita a callar cuando planteo el tema. ¿No tiene respuesta?

  4. Según lo veo yo, usted confunde liberalismo y capitalismo expoliador, y confunde nacionalismo con anticomunismo. Pepe Fernández no es un neo-con liberal, sino alguien fuertemente preocupado por las clases indefensas. A cada molino su harina….

  5. Ahora resulta que el liberalismo no tiene nada que ver con el capitalismo, menos mal que añade usted el adjetivo determinativo "expoliador", como si hubiera un capitalismo diferente. Respecto a Pepe Fernández, ya conozco su liberalismo por su forma de actuar en el Foro Repúblicos y sé por tanto lo que puedo esperar de él cuando ostente una brizna de poder. Por último, el post no confunde nacionalismo con anticomunismo, al contrario, dice que hay tantos nacionalismos como ideologías de fondo que lo muevan. Al parecer, el que se confunde es usted. Respuesta muy floja. Por cierto, no "confunde" el artículo nacionalismo y racismo. Esto sí que es demagogia barata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: