LOS CONSERVADORES Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

Federico Jiménez Losantos se empeña en seguir, desde la COPE, las consignas del Think Tank NeoCon americano. E insiste en que el cambio climático no existe, que se trata de una falacia de la izquierda irredenta.

A la vista de la ignorancia del común, ante cualquier proposición con implicaciones políticas (sea ésta científica o no), se establecen dos bandos. Curiosamente, la ciudadanía se apunta a cualquiera de los dos bandos por razones de ideología personal, quedando como queda su capacidad de comprensión muy lejos de la ciencia que implica la averiguación de la verdad por sí mismo. Y así es siempre, aunque el propio bloque entre en contradicciones palmarias. Por ejemplo, el bloque conservador está empeñado en justificar el atentado del 11-S como el de un grupo de militantes de Al-Qaeda, mientras que, en el caso del 11-M, jura y perjura que lo hicieron algunos servicios secretos. ¡Y viceversa!, los “progres” juran lo contrario.

Después de que el Think Tank impusiera sus imposibles tesis sobre la caída de las Torres del World Trade Center (no sólo de las gemelas de 110 plantas, sino también del WTC 7 de 47 plantas, contra el que no se estrelló ningún avión), que permitió invadir el mundo islámico y sus codiciadas fuentes de energía, ahora le toca justificar que el Protocolo de Kyoto no debe ser firmado por los EEUU, ni por ningún otro país con afán de progreso.

Según el Think Tank NeoCon: El calentamiento que percibimos se debe a las fluctuaciones de las erupciones del sol. Ha sido así desde siempre. El aumento de CO2 en la atmósfera, entonces, no es la causa, sino la consecuencia. Es decir, que como el sol calienta más, suben las temperaturas de los océanos y aumenta el CO2. Dicho claramente: el “efecto invernadero” no existe, aunque haya sido experimentado largamente.

En esencia, la falacia consiste en decir media verdad. Es cierto que el sol causa el calentamiento natural y sus oscilaciones durante los evos. Pero el calentamiento provocado por el hombre es diez veces mayor del que se ha experimentado nunca. Existe, pues. No es un invento de ninguna izquierda, sino un hecho constatado por la comunidad científica en todo el orbe.

¿Y qué le va a los conservadores en esta polémica? Pues la globalización entera y con patas. Todo su proyecto de expansión imperial. Por eso, acusan a la “izquierda” de estar detrás del bulo del cambio climático: dicen que la izquierda lo hace para impedir que los países en desarrollo (léase China) se incorporen al bienestar del Imperio NeoCon estrellado y multibarrado. La leche, ¡qué cosas!

Pues en eso está el Think Tank NeoCon. Sólo que esta vez no es un catastrófico atentado como el de las Torres Gemelas (y la manipulación de sus explicaciones a posteriori), sino algo experimentable y experimentado. Los retrógrados —aprovechando la ignorancia general— entrevistan a unos científicos bien remunerados que cuentan media verdad y ocultan la otra media. Ya lo han hecho otras veces. Un ejemplo: Para defender el consumo de tabaco extendieron la especie de que los fumadores enferman “significativamente” menos de Alzheimer. Cierto. Pero es porque se mueren significativamente antes de la edad de contraer el “mal de los ancianos”. O sea, que el tabaco no cura el Alzeimer, sino que se le anticipa con sus efectos mortales.

Eso es el Think Tank NeoCon: un montón de neo-nazis, pretenciosos aprendices de Goebbels, que juegan con la ignorancia endémica de la ciudadanía. Al menos, con la ignorancia de su parte más conservadora. Pero no esperéis que los derechones —que son también significativamente la gente de más edad del planeta— se hayan puesto a fumar como jovencitos descerebrados. Ni que tomen el sol sin excesiva protección. Ni que se compren chalets a nivel del mar, preferentemente en zonas de marismas, confiando en legárselos sin problemas a sus descendientes. No. Ellos seguirán empeñados en que el cambio climático no existe, pero se guardarán de él por todos los medios. Por si acaso.

(ACERTIJO: ¿Qué clase de conservador es un conservador que no conserva el medio ambiente? Y si no conserva el medio ambiente, ¿qué es lo que conserva?

Tiempo para la solución: 15 segundos para cualquier agnóstico no “progre”; tiempo indefinido para los creyentes, en general.)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: